BLOGS

El mejor banco del mundo

27/03/2017 13:01 CEST | Actualizado 31/03/2017 12:25 CEST
Cover/Getty Images
Vista de la Ría de Vígo (Pontevedra).

La cultura tecnológica está obligando al hombre a vivir en cárceles confortables, en inmensos laberintos sin horizontes, hechos de cemento, hierro y cristal.

Félix Rodríguez de la Fuente

Hoy en día, casi todos cargamos un móvil con cámara y acceso a internet. Así, las redes sociales, Instagram, WhatsApp,... se hacen de oro ya que la gente comparte fotos de viajes, lugares, comidas, basicamente su vida. Entre tanta variedad y posibilidades del mundo online se ha puesto de moda lo de los mejores y más bonitos bancos del mundo.

Estas imágenes se pueden volver virales, como le ocurrió a una foto tomada por Dani Caxete en 2014, a las 3 de la madrugada en un banco situado en los acantilados de Loiba (Ortigueira). En el banco se puede leer: "The best Bank of the World" (El mejor banco del mundo). Los acantilados de Loiba y sus cuevas o furnas son espectaculares. Entre tanta belleza no podían faltar las playas como la de O Picón y O Coitelo. Cuando el mar bravío choca contra las rocas, una de ellas, la Pena Furada, produce una sonoridad especial. Por desgracia, aún no he ido pero dicen que vayas de día o de noche sentarte en el banco de Loiba es una experiencia única por la belleza de las vistas y tranquilidad que uno percibe estando allí sentado.

En Redondela,que está en la ría de Vigo, no se quedaron atrás y reclamaron su trono para el mejor banco del mundo. El banco está situado en el mirador del "Campo da Rata" en el Monte de Cedeira. En el banco se puede leer: "Galicia. It´s different" (Galicia. Es diferente). Desde ahí ves gran parte de la ría de Vigo, incluídas las islas Cíes, el puente de Rande o la ensenada de San Simón. Vamos, las vistas son panorámicas y valen mucho la pena. ¡Otra fotaza!.

Pero como en todo se puede ir más lejos y a un grupo de vecinos de Noalla (Sanxenxo) se les encendió la bombilla, y el ingenio les llevó a hacer también sus propios bancos, que pesan unos 200 kg, transportarlos y colocarlos donde ellos consideraron oportuno, y donde las vistas son de las que te dejan con la boca abierta. Uno lo colocaron en Punta Faxilda y otro en La Lanzada. A falta de uno se han puesto dos, ¡olé! Simplemente lees "Noalla", suficiente para salir en la TV nacional por su belleza (a partir del minuto 7) y por su misticismo. Hasta los de Google Maps han incorporado a su mapa el banco que hay en el islote situado entre la Praia da Area Gorda y la Praia da Lapa como "Banco panorámico de A Lanzada".

Así, la tierra de Cornelia bautizada a diario por el mar atlántico es visitada por los fans de la fotografía, por aquellos que buscan conocer un sitio nuevo o distinto, y muchas veces, por ver algo pululando en internet tan simple como una fotografía. Por lo tanto, ahora Noalla también tiene, no el banco, sino los mejores bancos del mundo. Ambos lugares son espectaculares y con unas panorámicas de quitar el hipo.

Al final, lo bonito de todo esto es que lugares que pasaban quizás desapercibidos, se han convertido en un atractivo turístico.

Honestamente, me parece una gran iniciativa siempre y cuando se protejan esos parajes maravillosos y no se acaben destrozando por el turismo, etc. Como diría Gary Snyder: "La naturaleza no es un lugar para visitar. Es el hogar." A día de hoy ya hay muchos más bancos como los mencionados y seguro esto seguirá creciendo. Al final, lo bonito de todo esto es que lugares que pasaban quizás desapercibidos ahora son más conocidos y los podemos disfrutar todos. De la noche a la mañana se convirtieron en un atractivo turístico si no lo eran. Nace una nueva manera de fomentar el senderismo y vida saludable, un reclamo para el disfrute y para maravillarnos con la belleza de nuestra tierra, una manera de bajar el estrés de la vida diaria y recobrar la energía, una forma sencilla y barata de dar e conocer nuestra Galicia, aquí y allén de las fronteras.

¿Qué pensaría el gran naturalista, divulgador y defensor del medio ambiente Félix Rodríguez de la Fuente sobre estos bancos, sus vistas y los parajes en que se enclavan? Sea lo que sea, está claro que si no fuese por la iniciativa de vecinos de estos lugares, esos bancos de madera y esas fotos virales en internet, quizás mucha gente nunca conocería ni podría disfrutar de Loiba, del Monte da Rata ni de Noalla. Ahora me pregunto ¿Cuál será el siguiente lugar que reclame el trono al mejor banco del mundo?

Aprovecho para recordar que nunca debemos olvidar que "la naturaleza es inagotablemente sostenible si cuidamos de ella. Es nuestra responsabilidad universal pasar una tierra sana a las futuras generaciones" (Sylvia Dolson) y que "en la naturaleza está la preservación del mundo" (Henry David Thoreau). Como se suele decir, una cosa es decirlo y otra hacerlo realidad. Esperemos que no sea demasiado tarde.