BLOGS

Lo que nunca te atreviste a preguntar sobre las mareas

17/03/2015 07:04 CET | Actualizado 16/05/2015 11:12 CEST
ISTOCK

Todos hemos sentido la fuerza de las mareas cuando veíamos nuestro castillo de arena arrasado por las olas que anunciaban la subida de la mar. ¿Cuántos han intentado de forma obstinada frenar su avance con muros de arena que eran destruidos una y otra vez? ¡O cómo teníamos que mover las toallas para que no fueran mojadas por el agua! A algunos, incluso, les ha jugado una mala pasada por una planificación errónea durante una acampada en la playa.

Desde la antigüedad se han mencionado las mareas, incluso se extendió por Europa hasta el siglo XIX la creencia popular de que las personas únicamente morían cuando subía la marea. Incluso autores célebres como Shakespeare o Dickens hacen referencia a este fenómeno en los pasajes de sus obras. Sin embargo, resulta curioso comprobar que desde el principio existieron indicios que relacionaban las mareas con la Luna; pero no fue hasta el desarrollo de la Teoría de la Gravitación Universal desarrollada por Isaac Newton cuando se estableció el vínculo entre ellas. La Luna ejerce una atracción gravitatoria sobre los océanos. Es es decir, que tira del agua y, por esta razón, observamos un aumento del nivel del mar.

Este proceso es demasiado simplista, y no podrían responderse varios fenómenos que se pueden contrastar de forma habitual, como la existencia de mareas "semidiurnas"; es decir, dos mareas altas y dos mareas bajas en un día, tal y como ocurre en muchas regiones geográficas. O por qué las mareas altas suelen tener lugar cuando la Luna se encuentra en el horizonte, en vez del momento en el que se sitúa justo directamente encima. Estos hechos se explican porque el sistema Tierra-Luna es más complejo, donde la Tierra describe un círculo alrededor de su centro de masa y, por tanto, la fuerza centrípeta entra a formar parte de esta ecuación. Otros factores también influyen, como la profundidad de los océanos, la forma de los continentes o incluso el Sol, , debido a su inmensa masa en comparación con la Tierra, a pesar de la distancia a la que se encuentra.

¿Cuál crees que es la causa de que existan amplitudes de mareas tan diferentes? Por ejemplo, en el Mediterráneo es de decenas de centímetros, mientras que en la costa cantábrica es de varios metros. ¿Existen lugares donde las mareas no siguen ningún patrón relacionado con la Luna? Sí. ¡Aunque parezca increíble! ¿Qué procesos interactúan para que eso suceda?

OFRECIDO POR NISSAN