Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Sergio Vázquez Headshot

El paso de una tienda 'offline' a una tienda 'online'

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-10-14-1476460203-5912008-ECOMMERCE_original.jpg
Foto: Getty Images.

No son pocas las tiendas de toda la vida que ya se han decidido a adentrarse en el mundo e-commerce, pues ni los negocios más tradicionales pueden dar la espalda a una realidad tan alentadora como esta: según un estudio realizado por Webloyalty junto con TNS, en 2015 el 70% de los e-commerce fueron rentables.

De la tienda tradicional al próximo destino: e-commerce

Hablando de viajar desde la tienda offline hasta la tienda online, pongamos un ejemplo real: Soriano Maletas y Bolsos. Es una tienda tradicional familiar, que ha sabido combinar su versión offline con las posibilidades del e-commerce.

Mantienen su tienda física, donde continúan ofreciendo atención al cliente cara a cara. Y a su vez, han apostado por la multicanalidad, creando su e-commerce y asegurándose de posicionarlo en el canal digital.

Dando el salto a la tienda online, su negocio se ha visto reforzado y han podido mejorar las ventas de marcas con las que trabajan desde hace tiempo como Gabol y Roncato.

Este es sólo un ejemplo de los muchos casos de éxito de saltar de la tienda offline al e-commerce. Muchos serán los factores que harán que cada negocio tome una decisión como esta, pero a continuación repasaremos algunos de los más comunes.

7 magníficos motivos por los que apostar por el e-commerce

Sin duda, el e-commerce constituye un gran escaparate de visibilidad para la tienda y los productos que ofrece. Además, una de sus principales utilidades es ayudar a aumentar las ventas proporcionando un nuevo canal y:

1. Posicionar por encima de la competencia

Al igual que en las tiendas físicas, estar por encima de la competencia en el canal digital también es clave para la sostenibilidad del negocio. Por ello, se ha de aprovechar el potencial del e-commerce para posicionar en buscadores con las palabras clave estratégicas para productos y marcas del catálogo.
Una buena estrategia SEO-SEM es la mejor aliada para un e-commerce con tal de impedir que la competencia ocupe los nichos de mercado más interesantes del sector.

2. Ofrecer mayor diversidad de productos y servicios

Ante la innegable ventaja de poder tocar y probar el producto de las tiendas a pie de calle, está su limitación de espacio. En cambio, en un e-commerce, se puede aportar a los clientes una oferta mucho más amplia para comparar y escoger entre una gran diversidad de productos.

3. Contar con un canal 24 horas 365 días al año

Un e-commerce permite reforzar las tiendas físicas con un catálogo para ver, comparar y comprar a cualquier hora.

También permite acceder al blog para leer contenidos de interés que ayudan al lector y a vender. Por ejemplo, en un e-commerce de galletas, proponer recetas que las contengan como ingredientes, puede ayudar a incrementar las ventas.

4. Abrir tu catálogo al mundo

Además no sólo en cualquier momento, sino también en cualquier lugar. Internet permite a los negocios tener presencia a nivel internacional, constituye una ventana al mundo.

5. Poder ofrecer precios más competitivos

Evidentemente, el precio es uno de los factores decisivos en el entorno digital, junto con la practicidad. De manera que un e-commerce no podría permitirse el lujo de tener el mismo precio que en la tienda física para ser competitivo. Por tanto, se ha de repercutir el "ahorro en gastos" (local, personal, etc.) en la reducción de precios de los productos del e-commerce.

6. Más opciones de lanzar promociones personalizadas

El nuevo consumidor hiperconectado, que busca y compara incansablemente es cada vez más exigente. Por ello, usar el ecommerce para campañas y promociones más allá de las rebajas, suele tener buena acogida.

Otro ejemplo de salto al online es el de GranBio supermercados ecologicos, además del catálogo e-commerce, que siempre está en constante evolución; cuentan en su web con una sección de ofertas que actualizan periódicamente; además de lanzar promociones para fechas estratégicas y un largo etcétera.

La clave reside en que el e-commerce esté en constante movimiento y no sea un elemento estático de venta.

7. Aprovechar las posibilidades de fidelización digitales

En el e-commerce la compra supone un punto de arranque para implementar estrategias de marketing de fidelización como:

  • Cualificar bases de datos para lanzar campañas de email marketing.
  • Acciones a través de redes sociales que despierten el engagement.
  • Crear programas de fidelización específicas de la marca.

Normalmente los clientes de tiendas de toda la vida agradecen que éstas ofrezcan nuevos canales. Pasar del offline al online constituye una muestra de interés por adaptarse a las necesidades de algunos clientes que prefieren agilizar sus compras a través del e-commerce.

Es evidente que si tienes una tienda física necesitarás un proceso de adaptación para dar el salto al e-commerce. Pero con el asesoramiento adecuado y una buena estrategia de marketing, podrás conseguir reforzar tu negocio y convertirlo en multicanal.