BLOGS

Otra JASP que se convierte en JESP

20/07/2012 10:01 CEST | Actualizado 11/10/2013 12:04 CEST

Aquí estoy. En casa de un irlandés desconocido en Dublín. No he visto un piso más sucio en mi vida: cucharas por el suelo, zapatillas encima de la mesa del comedor, yogures vacíos en mitad del salón... Y el sofá cochambroso donde voy a dormir esta noche; la primera de mi experiencia como JESP: Joven Emigrante Sobradamente Preparada. ¿Que por qué me he ido de España? Creo que con decir que soy periodista y tengo 24 años, la pregunta está más que respondida. Y eso que mi situación no era de las peores; tenía un trabajo que empezó siendo indefinido y acabó siendo por días... Pero ni ese, ni ningún otro empleo que pudiese conseguir en nuestro ahora "austero" país, iba a permitirme labrarme un futuro. Hice las maletas, y escogí un destino: Dublín. Porque quiero perfeccionar mi inglés, porque está al lado de casa, porque es mucho más barato que Londres y porque después de mi año Erasmus en Montpellier le cogí el gusto a las ciudades pequeñas.

dublin bus

Mi familia y amigos lo entienden, soy una más de los 40.000 españoles que han cruzado la frontera desde el inicio de 2012. Pero les da una pena horrible que me vaya - según ellos soy la alegría de la huerta-, y también les preocupa cómo voy a mantenerme. De momento, voy a buscar algo poco cualificado para poder pagar el alquiler, y después intentaré ganarme la vida como periodista freelance. (Aviso para los grandes magnates de la comunicación: estoy disponible).

Ya os iré contando si mis planes salen tal y como quiero. Espero poder hacerlo desde un lugar más limpio que éste. Aaaah claro, que todavía no os he dicho por qué estoy aquí. Como aún no tengo piso donde vivir, los primeros días voy a hacer Couchsurfing. Sí, eso de alojarse gratis en casa de gente que no conoces. Nooo, no me malinterpretéis y no seáis como mi madre, que cuando se lo descubrí le decía a sus amigos que su hija hacía "eso de las camas calientes". www.couchsurfing.org es una web en la que se ofrece gratuitamente a los viajeros del mundo un sofá donde dormir.

Yo me estrené cuando era hippie, durante mi año Erasmus. En mi casa recibí a una china, dos italianas, un inglés, un francés... Y me recorrí el sur de Francia parando en los pisos de otros tantos. Desde entonces lo hago con bastante frecuencia. No sólo porque sea gratis, también porque de esta forma no viajo a lo "guiri", ya que son mis anfitriones los que me descubren su propia ciudad. En este caso, además, creí que me serviría para hacer mis primeros amigos. Y digo creí...porque después de ver cómo tiene la casa Mr. Dirty, tengo serias dudas sobre si podría convertirse en uno de ellos.

the arrival

Normalmente agradezco la generosidad de los que me hospedan deleitándoles con algo Typical Spanish, como una tortilla de patatas (y ya de paso saco tema de conversación contándoles que la inventó un antepasado mío, el General Zumalacárregui). Pero esta cocina me da taaaanto asco, que voy a salir a comprarme algo de take away, y a Mr. Dirty le daré las gracias limpiándole un poco la casa, que seguro que lo valorará más. ¡Ojalá encuentre piso pronto!