Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Xavi Savin Headshot

¿Cómo sé si puedo fiarme cuando busco un médico o un psicólogo por internet?

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-08-22-1471882919-8068457-DOCTOR_original.jpg

Sólo tres cosas avalan al experto: formación, experiencia y dedicación. Y cuando se trata de salud, las tres son indispensables.

La formación es la única puerta de acceso a la experiencia de los que nos preceden y el camino más rápido hacia el conocimiento, pero hay que saber que no todos los estudios son formación, ya que para eso es necesario que ésta sea reglada y avalada por el gobierno autonómico y central. 

Si, por ejemplo, estudio de un libro que no ha sido debidamente contrastado, es posible que en lugar de formándome esté desinformándome.

Por eso el itinerario de los estudios debe completarse. No es lo mismo "tener estudios de...", que ser licenciado o diplomado. Aunque no sea honesto, porque da lugar a confusión, hay quien afirma tener estudios de medicina tras iniciar la carrera, aunque no haya superado ninguna asignatura. Desgraciadamente no son pocos los que se aprovechan de esta circunstancia para confundir a las personas en su favor.

La única manera de asegurarnos que alguien es licenciado o diplomado es que nos diga su número de colegiado y comprobarlo en la web oficial o llamando por teléfono a su colegio profesional. Es importante hacer hincapié en que, aunque no esté colegiado no quiere decir que este mintiendo, pero la colegiación es obligatoria en estas actividades y garantiza que se reúnen los requisitos necesarios a nivel de formación.

Al finalizar mis estudios trabajé varios años cómo psicólogo en distintas organizaciones. Al principio tendía a "pensar bien" y al poco tiempo me di cuenta que no eran pocas las personas que falseaban su formación y experiencia.

Tristemente, parece que esté aceptado mentir en el currículum y que no pase nada, pero debes saber que si alguien es contratado fiándose de la información que aporta en su currículum, en el que afirma tener una formación determinada, y posteriormente se demuestra que ha mentido, la empresa podría prescindir de él o ella sin necesidad de indemnizar. Por no hablar del hecho de haber "robado" el puesto a otra persona que, teniendo la formación requerida, lo merecería más.

El segundo requisito indispensable que avala a cualquier experto es la experiencia. Hay que ser aprendiz antes que maestro y creo que se nos está olvidando. Hoy en día parece que solo importan los estudios y aunque estos son necesarios, no son suficientes. La gran pregunta suele ser ¿cómo adquirir experiencia si ésta es indispensable para empezar a trabajar? 

Para dar el excelente servicio que merece la persona que paga, no puedes dejar de estudiar, el mundo va muy deprisa, y solo con pasión y dedicación en tu trabajo es posible mantenerse mínimamente al día.

En salud, y en los otros campos también, hay que tener acceso a "colegas" con más experiencia que nos supervisen al principio. Las personas que nos dan su confianza merecen esta garantía.

Finalmente, y no por ello menos importante, está la dedicación. Para dar el excelente servicio que merece la persona que paga, no puedes dejar de estudiar, el mundo va muy deprisa, y solo con pasión y dedicación en tu trabajo es posible mantenerse mínimamente al día.

Sabemos que existen muchas personas que trabajan en aspectos relacionados con la salud y no cumplen con los requisitos que he comentado. 

Cada uno es libre de escoger al profesional que quiera, pero éste debería tener la obligación de informar sobre sobre su formación y experiencia, ya que no tenemos por qué saber si la persona que acepta el reto de trabajar, a riesgo de mi salud física y/o psíquica, cumple con lo que la ley exige (estudios, colegiación, pagar un seguro de responsabilidad civil, etc...).

A mi mecánico le presupongo hábil para hacer el mantenimiento de mi moto, al cocinero para alimentarme a mí y a los míos, al bancario para asesorarme sobre mis inversiones y al médico, psicólogo, dietista, etc... lo equivalente en sus sectores.

Cada vez que un médico, un psicólogo o un odontólogo trabaja, pone su licencia en juego y responde con su prestigio y dinero.

¿Qué arriesga el que miente o exagera?