BLOGS

Carolina Herrera pone a la mujer a los pies del hombre

26/02/2017 10:27 CET | Actualizado 26/02/2017 10:27 CET

2017-02-24-1487945249-7761335-CarolinaHerrera_GoodGirl.jpg

Como si fuéramos perrillos, la marca de moda Carolina Herrera ha pensado que las mujeres estamos monísimas acurrucadas con taconazo entre las piernas de los hombres. Y no contenta con fotografiarlo, ha llamado a su fragancia "Good Girl", que significa "Buena Chica". ¿Se habrá inspirado también en la forma de felicitar a nuestra mascota cuando nos devuelve el hueso? "¡Buena chica, Lassie!, ¡Así se hace!". ¿Tendrá su perfume esencia de excremento de fox terrier junto a las notas de bergamota? Analicemos en detalle la última campaña de Carolina Herrera que ha dejado perplejas a las clientas de esta perfumería.

Ha sido Blanca Berdejo quien me ha enviado esta foto comentando la vergüenza ajena que le da ver esta publicidad: "Está justo a la altura de mi hija, para que aprenda pronto qué significa ser una buena chica". Este tipo de imágenes, que normalmente pasan desapercibidas por estar en todas partes, empiezan a generar rechazo precisamente por saturación. La manida relación mujer/seducción para promocionar desde un bolso hasta el alpiste para pájaros, comienza a cansar y molestar a partes iguales. ¿De verdad no tienen más recursos estéticos que desparramarnos en cada esquina con las piernas abiertas para llamar nuestra atención? ¿El trabajo de creativo publicitario era esto?

En esta campaña la marca CH, también conocida por sus bolsos de lujo con sobre-estampación de logos, propone visualmente que el lugar de las mujeres es en el suelo y a los pies de un hombre. La pose, junto al nombre del producto, es toda una declaración de intenciones: túmbate y sé buena ("¡Sit!" en su versión canina). Pero ¡ojo!, que más abajo lo que es bueno se convierte en malo, porque la imagen se subtitula con el hashtag #goodtobebad. ¿En qué quedamos Carolina? ¿Somos buenas o malas? ¿Ángel o demonio? ¡Ah! no, que ese es el nombre de otra colonia. Según explican en la web: "Por un lado es buena, por el otro mala", "es una chica mala a la que nunca pillan" porque "las buenas chicas nunca hicieron historia". Ahí lo tienes. A ver si el motivo por el que los de Playmobil no nos incluyeron en su colección "La Aventura de la Historia", va a ser ese: que somos demasiado buenas. Según Carolina (y nuestra propia historia) la mujer es mala porque hace pecar al hombre. El cuento de Eva y la manzana o el de la femme fatale. ¿Es cosa mía o ella tiene forma de serpiente sinuosa? Ser deseables y estar tiradas en el suelo mostrando cacha es bien pero desear es mal. Vaya lío, Carolina, aclárate de una vez, que esto parece la versión pija del cuento de la Virgen María.

Ay CH, CH, CH... tendrás un diez en estampación de logos, pero cero en lo de modernizarse.

También está el detalle del frasco con forma de tacón imposible, tan imposible que ni el mismísimo Louboutin sería capaz de imaginar. Para lucir hay que sufrir, o eso dicen las abuelas. Yo me imagino poniéndome ese tacón y haciendo el paso inclinado de Michael Jackson a lo Smooth Criminal, pero con final de bruces en el suelo. En la web también dicen que una mujer puede conquistar el mundo con los zapatos adecuados. Querida Carol, yo no soy capaz de conquistar ni el patio de mi casa si no puedo caminar.

El encargado de realizar la campaña ha sido Mario Testino, que al igual que Carolina H aún sigue anclado en el pasado pensando que el poder de una mujer reside en su capacidad de seducción. "Good Girl encarna el poder femenino". "La chica Good Girl hipnotiza a las personas provocando que sea imposible quitarle la mirada de encima". Pues eso, que para ser poderosa y conseguir logros en la vida hay que seducir a los hombres. Nada de estudiar, ni trabajar: hipnotizar. Por eso han contado con Karlie Kloss para rodar el spot "Era ideal para el papel por todo lo que representa, seducción sin esfuerzo". Que se lo pregunten a la niña de La Piara, que lleva meses intentando conseguir un bocata a base de poner ojitos y todavía nada.

Resumiendo, que para Carolina Herrera la mujer Good girl es sensual, segura, femenina y poderosa. Sensual porque ese es su único valor. Segura, porque pisa sobre tacones de 20 cm sin plataforma. Femenina, porque se desparrama en el suelo a la primera de cambio. Y poderosa, porque está entre las piernas de algún hombre. También es buena y mala. Tía buena pero mala persona, se entiende. Ay CH, CH, CH... tendrás un diez en estampación de logos, pero cero en lo de modernizarse.

OFRECIDO POR NISSAN