BLOGS

Feminismo, pero suave - 'suavesito'

28/05/2017 10:10 CEST | Actualizado 28/05/2017 10:10 CEST
©GTRESONLINE
La actriz Paula Echevarria durante imagen de la firma" Samsung Smart Girl ".

Tengo a toda la familia, amigos y compañeros preocupados por que no me radicalice demasiado. "No te quedes sólo en lo negativo". "Cuidado con el tono y las formas". "Que no parezca un ataque". Algunas personas me tachan de arrogante si me expreso con seguridad o hablo apasionadamente. Tampoco faltan las continuas presiones para que cambie de tema. "Te estás encasillando". "De esto ya has hablado". "Estás haciendo política". Me pregunto si a Pablo Alborán le piden también que deje de hacer baladas y se pase al heavy metal o si a Almodóvar le sugieren rodar documentales sobre animales en la sabana para no cansar. No os preocupéis amigos, que no me van a salir unos colmillos gigantes ni me crecerá pelo en el pecho.

No sé si es por la elección del tema o por ser una mujer, pero comprometerse con una causa y profundizar en ella parece estar penalizado. "Otra vez las feminazis". Como si llevar siglos soportando la desigualdad no fuera en absoluto algo pesado. A nosotras nos pueden maltratar, violar, agredir, usar, menospreciar, ignorar... pero somos nosotras las que tenemos que tener cuidado con los modales. "Disculpe, no quisiera importunarle, pero ¿podría usted dejar de matarme?". ¿Cómo se supone que hay que hacer una denuncia? ¿Rimando a lo Luis Fonsi con un ritmo pegadizo para que se convierta en la canción del verano?

"Pasito a pasito, suave suavecito

nos están matando, poquito a poquito.

Mientras tú me agredes con esa violencia,

tengo que quejarme con delicadeza.

Des - pa - sito,

voy a denunciarte pero despacito.

No te vayas a ofender con lo que te digo,

pero no me claves más ese cuchillitooo"

Buscas y rebuscas formas de camuflarte para transmitir tu mensaje. Arreglá pero informal. Feminista sin que se note. "Yo es que lo soy, pero sólo un poco" ¿Se puede ser pacifista o ecologista pero sólo un poco? ¿Cómo funciona eso, cuando llueve lo eres y el resto de días no? También está el asunto de los distintos grados: radical vs. superficial. Os imagináis a alguien diciendo "yo soy antirracista pero por encima ¿eh?, sin profundizar. Tengo una camiseta de Luther King pero nada más". Me pregunto cuáles son los niveles intermedios de feminismo: ¿escaso?, ¿tímido?, ¿incipiente?, ¿maduro?

Algunas personas feministas, para comunicar utilizamos el humor y la ironía. Otras hacen monólogos, vídeos o series de televisión. Hay artistas feministas, docentes feministas, policías feministas. Muchas figuras políticas que conozco proponen actividades con títulos ambiguos para no levantar sospechas y que les permitan hacerlas. Te camuflas, mutas, te reinventas. No sea que alguien te descubra y entonces te dejen fuera.

En el fondo, hasta puedo entender a Paula Echevarría. ¡Si es que decir en alto que eres feminista es como suicidarse en público! Yo intento ponerme en su piel, ahí toda preparada con su look diez. Bolso, zapatos, pintalabios a juego, el spray de Agua Termal de Vichy recién rociado y que un periodista te pregunte: "¿A partir de ahora veremos a una Paula más feminista?". En ese mismo momento a Paula le pasa toda su vida en estilismos por la cabeza, imagina millones de insultos en Twitter a cámara lenta y hasta ve hasta la luz al final del túnel. "¿Quién yooo?, ¿puedo elegir ser persona?". No te preocupes Paula, lo entendemos. Admitir hoy en público que eres feminista es como tirarte al agua en plancha desde lo alto de un puente. Duele. Cuando alguien expresa una opinión contraria a lo que piensa la mayoría su cuerpo experimenta la misma sensación que cuando se equivoca (esto no lo digo yo, lo dice Elsa Punset). Cuestionar lo establecido y desmarcarse del grupo pasa factura y hoy por hoy lo establecido, es el machismo. Eso, y no saber qué significa el término "feminismo".

Yo ya tengo asumido que diga las cosas como las diga, incomodarán a alguien. Da igual que las adorne con pompones o incluya siete emoticonos al final. Desde hace tiempo me he comprometido con el feminismo y quiero seguir trabajando con la misma energía por la igualdad. Seguramente viviría más tranquila si me dedicara a bordar bonitas palabras a punto de cruz. Mis compañeros no tendrían que aconsejarme "rebajar el tono" ni me dirían que estoy obsesionada siempre con el mismo tema. Ojalá llegue el día en el que el feminismo sea la corriente mayoritaria y no haga falta buscar sofisticadas fórmulas para protestar. Ojalá la palabra "feminista" pronunciada en una rueda de prensa o escrita a punto de cruz no sonara mal. Mientras ese día llega... les ruego que me disculpen si les vuelvo molestar.

OFRECIDO POR NISSAN