ECONOMÍA
16/01/2014 09:16 CET | Actualizado 16/01/2014 09:16 CET

La CEOE, indignada con la subida de las cotizaciones sociales aprobada por el Gobierno

GTRES

La junta directiva de la patronal CEOE ha acordado por unanimidad pedir al Gobierno que retire el Real Decreto Ley que aprobó el pasado 20 de diciembre, por el que se suprimía la exención de cotización a la Seguridad Social de determinados conceptos retributivos y se elevaba la base mínima de cotización para los autónomos societarios y aquellos con más de diez trabajadores.

Con este real decreto ley, las empresas y los trabajadores deben cotizar a la Seguridad Social por conceptos de la nómina hasta ahora exentos, como el plus de transporte, vales de comida, guarderías, seguros médicos privados o planes de pensiones.

La Vanguardia asegura que en la patronal están "muy indignados" con la medida del Gobierno. El presidente de la patronal madrileña CEIM y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha asegurado que la subida de las cotizaciones sociales aprobada por el Gobierno va a frenar la creación de empleo y la recuperación económica del país.

En un comunicado, ha considerado que se trata de "un considerable paso atrás en la competitividad de la empresas" y ha recordado que España "es uno de los países con más cargas sociales".

"Los empresarios de Madrid instamos al Gobierno de la Nación a que mantenga su compromiso de reducir las cotizaciones sociales. Como se recordará, el Gobierno dejó en suspenso su compromiso de reducir un punto las cotizaciones sociales en 2013 y otro adicional en 2014", añade la nota.

La CEOE instará al Ejecutivo a constituir una comisión con los agentes sociales para analizar detalladamente el impacto económico y social y las consecuencias legales de "integrar en el salario los conceptos que no lo son".

La patronal señala que, a su entender, una iniciativa que afecta a las contribuciones sociales de empresarios y trabajadores debería haber estado precedida de una consulta, como es habitual en este ámbito, y no haber sido aprobada "de forma precipitada", como ha sucedido en este caso, especialmente cuando el coste puede representar, como mínimo, un punto de cotización de Seguridad Social.

Los cambios están en vigor desde el pasado 22 de diciembre tras la publicación del decreto sobre medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores.