400.000 niños que comen mal y un millón sin calefacción: los datos de la vergüenza en España

400.000 niños que comen mal y un millón sin calefacción: los datos de la vergüenza en España

Save The Children lanza la campaña #NúmerosQueTocan, que refleja el enorme impacto de la pobreza en la infancia. Sólo Rumanía está peor en toda la UE.

Niños con problemas económicos reciben ayuda en un comedor de Barcelona, en una imagen de archivo. 
Niños con problemas económicos reciben ayuda en un comedor de Barcelona, en una imagen de archivo. JOSEP LAGO via Getty Images

La ONG Save the Children acaba de lanzar una campaña y un informe demoledores para alertad del grado de pobreza infantil que soporta España. #NúmerosQueTocan, cantados por los niños de San Ildefonso, con los que es imposible mostrarse indiferente, por su contundencia: “400.000 niños se alimentan mal en España, el presupuesto en casa no da para una dieta variada, 700.000 niños no pueden permitirse gafas, un millón de niños con el abrigo puesto en casa...”, van cantando y denunciando.

El dossier que sirve de base a la canción, dulce y durísima a la vez, afina que un tercio de las familias con niños en España está en situación de pobreza y casi la mitad no puede permitirse encender la calefacción en invierno o tomar la cantidad necesaria de fruta y verdura. Datos que se han sabido a través de una encuesta a 1.187 familias que pertenecen a la población más vulnerable social y económicamente y que acuden a los programas que ofrece esta ONG.

Según los datos aportados por el director general, Andrés Conde, en una rueda de prensa, el 64 % de los menores en España residen en familias con ingresos medios mensuales inferiores a 1.000 euros, y más del 70 % no recibe ni el Ingreso Mínimo Vital ni rentas autonómicas.

Además, un tercio de las familias analizadas sobreviven con menos de 100 euros al mes por persona, lo que supone una cifra de tres euros al día por miembro de la unidad. Por ello, esta ONG ha reclamado una ayuda estatal a la crianza de 100 euros mensuales desde los 0 a los 17 años.

España es, tras Rumanía, el país donde a más niños les toca malvivir.

Prácticamente la mitad (el 47%) vive en hogares en los que no se puede encender la calefacción casi nunca porque la factura de la energía es inasumible para ellos, y uno de cada tres niños habitan en viviendas sin apenas luz, con humedades o ruidos constantes.

“La vivienda es un yugo para las familias en situación de pobreza”, ha denunciado Conde que ha recordado que las familias dedican más de la mitad de sus ingresos a pagar la vivienda.

Las condiciones también afectan notablemente a la salud: el 58 % de los niños y niñas del estudio no toma la fruta y verdura necesaria; el 54 % de las familias ha tenido dificultades para llevar a sus hijos al dentista; el 41 % no ha podido adquirir gafas y el 22 % no ha conseguido obtener los medicamentos necesarios.

Además, en el ámbito educativo, prácticamente uno de cada cuatro niños no va a la escuela infantil, y solo el 44 % de los estudiantes puede permitirse actividades extraescolares, lo que determina la capacidad de aprendizaje y desarrollo de los pequeños.

“No entiendo que estemos en esta situación, que las familias tengan que elegir entre pagar la luz o comer, y que aquí nadie haga nada”, ha lamentado Míriam, una de las personas que ha aportado su testimonio a través de un vídeo con el que la organización ha abierto dicha campaña.

La ONG ha pedido que se garanticen plazas asequibles en escuelas infantiles para todas las familias con menores de tres años que lo soliciten, y que den prioridad de acceso a aquellas con una situación económica difícil, mientras que en primaria y secundaria han reclamado que se aseguren visitas, excursiones y mejoras de la infraestructura en todos los centros educativos.

A su vez, ha propuesto en su informe 47 medidas para reducir la pobreza infantil a través de los fondos europeos que recibe España para cumplir con la Garantía Infantil Europea.