ECONOMÍA
22/02/2021 20:50 CET | Actualizado 22/02/2021 21:48 CET

Abengoa solicita el concurso de acreedores

La multinacional española lleva muchos años en una situación límite, hasta considerarla una "empresa zombi".

EUROPA PRESS
Una de las oficinas de Abengoa

Abengoa, la multinacional española especializada en los sectores de infraestructuras, energía y agua, ha solicitado la declaración de concurso voluntario de acreedores debido a su situación crítica. La entidad no ha logrado que los acreedores financieros otorguen los consentimientos para extender de nuevo el plazo para el cierre y ejecución del acuerdo de reestructuración.

Así lo ha notificado la firma sevillana en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), donde ha afirmado que la decisión es “la más adecuada para salvaguardar los intereses de la sociedad y de todos los acreedores”.

Hasta el pasado 19 de febrero, se ha ido extendido el plazo de cierre de la operación al haberse obtenido en cada posible vencimiento los consentimientos necesarios al efecto, a la vez que la firma ha trabajado, en todo momento y en paralelo, en la búsqueda de posibles alternativas ante la no aportación de 20 millones de euros por la Junta de Andalucía.

Una ‘empresa zombi’

El gigante empresarial, fundado en 1941, está presente en más de 70 países, con una plantilla que supera los 3.000 en España y 15.000 a nivel internacional. 

Sin embargo, Abengoa lleva mucho tiempo en una situación límite hasta convertirse en una de las llamadas “empresas zombis” después de dos rescates.

Objetivos, salvar los empleos y “minimizar la pérdida de valor”

Pese a la solicitud del concurso, el consejo de administración, integrado en la actualidad por solo dos consejeros (Juan Pablo López-Bravo como presidente y Margarida de la Riva Smith), asegura que seguirá buscando alternativas para “evitar la inviabilidad” de las filiales.

Explica que con ello se busca “preservar el empleo y tratar de minimizar la pérdida de valor”, para lo que pide “la máxima colaboración” a todas las partes con intereses en la empresa de ingeniería.

El consejo de administración de la empresa ha señalado que cada vez existen “mayores dificultades para alcanzar una solución que satisfaga a todos los grupos de interés con posiciones, hasta ahora, enfrentadas”. 

Para dicho objetivo, Abengoa ha solicitado “a todos aquellos que tienen interés en la sociedad y su grupo la máxima colaboración para tratar de evitar perjuicios definitivos”.

El consejo de administración de la compañía informó este mismo lunes que se iba a reunir de forma inmediata al no haberse obtenido un nuevo consentimiento para la extensión del plazo, el acuerdo de reestructuración ha quedado automáticamente resuelto, de modo que la operación de financiación no puede ser ya ejecutada.

EL HUFFPOST PARA AMBAR