POLÍTICA
02/06/2019 11:58 CEST | Actualizado 02/06/2019 12:49 CEST

El rey Juan Carlos inaugura su jubilación con una corrida

El monarca se retira cinco años después de abdicar.

GTRES
El rey Juan Carlos y la reina Sofía.

El rey Juan Carlos se jubila. A partir de este domingo, el monarca abandona la vida pública y ya no encabezará ningún evento de carácter institucional, una decisión que empieza a hacer efectiva al cumplirse en esta jornada los cinco años del anuncio de la abdicación en su hijo, Felipe VI.

Y con lo aficionado que es el emérito por los toros, qué mejor que hacerlo con una buena corrida. Será en la localidad madrileña de Aranjuez, donde se va a realizar un festejo en homenaje a su madre, María de las Mercedes. Será el primer acto como jubilado del rey, que tendrá carácter privado.

Aunque es habitual su asistencia a los espectáculos taurinos y tenía confirmada su presencia en el de Aranjuez desde hace tiempo, el hecho de que coincida con el día elegido para su retirada de la vida institucional le otorga un especial simbolismo.

Se espera que pueda estar acompañado por otros miembros de la familia del rey tanto en esa corrida como en un almuerzo privado que prevé celebrar también en Aranjuez.

En el coso, es previsible que reciba el homenaje de los aficionados y que le brinden alguna de sus faenas los toreros que conforman el cartel de la tarde: el Juli, Morante de la Puebla y José María Manzanares.

Fue el pasado lunes cuando don Juan Carlos hizo pública su decisión de dejar de protagonizar actos institucionales mediante una carta enviada a Felipe VI y hecha pública por Zarzuela en la que aseguraba que se trata de una “firme y meditada” convicción.

Con 81 años ve llegado el momento de “pasar una nueva página”, pero aunque deje la vida institucional mantendrá su condición de miembro de la familia real, su consideración de rey y el estatus jurídico que ha tenido desde su abdicación hace un lustro.

Por tanto, seguirá siendo aforado, como los parlamentarios y miembros del Gobierno, y capitán general de las Fuerzas Armadas en la reserva. Zarzuela no descarta que pueda asistir también a algún acto oficial o conmemoración, pero ya sin ejercer la representación institucional de la Corona.

Su último acto oficial fue el pasado 17 de mayo en el Monasterio de El Escorial con motivo de la entrega del II Premio Órdenes Españolas. Además, su retirada no afectará a sus actividades privadas, que seguirán siendo las que considere oportunas.

Desde su abdicación, don Juan Carlos ha protagonizado más de un centenar de actos oficiales, una agenda institucional condicionada por la operación de rodilla a la que se sometió en abril del año pasado.