Estos alimentos pueden cambiar el color de tu caca

Sólo es remolacha (no sangre).
TANIA BONDAR VIA GETTY IMAGES

“No es sangre, es remolacha”.

Hay una escena increíble de la serie Portlandia que describe demasiado bien lo que pasa cuando ves rojo en la taza del váter y, en un momento de pánico, olvidas que has comido algo con remolacha.

A veces, un color extraño en tus deposiciones puede indicar un problema de salud, y más si va acompañado de otros síntomas. Pero es importante recordar que muchas veces la comida es la causante de una caca rara (y que no hay por qué asustarse).

“Las heces están hechas de todo lo que comemos, así que básicamente lo que entra sale”, explica al HuffPost Lisa Ganjhu, profesora en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

“El proceso digestivo con las enzimas y la bilis cambia las heces a un tono marrón en general”, señala, así que el color puede ir de marrón claro a oscuro porque los alimentos se mezclan con el pigmento de bilis para facilitar la digestión.

La próxima vez que veas algo ligeramente irregular en el váter, antes de preocuparte piensa si has consumido algunos de los alimentos que se enumeran a continuación.

Remolacha

Remolacha
RODRIGO ZUÑIGA/EYEEM VIA GETTY IMAGES
Remolacha

Este tubérculo hace que las heces cojan un color rojo oscuro que a veces puede parecer sangre.

La remolacha contiene betalaínas, que es lo que les da esa tonalidad. Aunque el proceso digestivo descompone la mayoría de químicos de modo que pierden su color, la betalaína se procesa de forma diferente según las personas. Puede que tu caca (¡y tu pis!) adquieran (o no) ese tono rojo después de un festín de remolacha.

Si es así, no hay por qué darle importancia. Pero si en los últimos días no has comido remolacha o alguno de los alimentos de esta lista, puede que sea sangre. En ese caso, lo mejor es consultarlo con tu médico.

Hortalizas de hoja verde

Si te encanta llenar tus platos de hojas verdes, como espinacas, brócoli y lechuga, es muy posible que tus deposiciones lo reflejen. Los alimentos que contienen mucha clorofila, un pigmento verde presente en muchos alimentos naturalmente verdes, pueden darle ese mismo color a la caca.

Esto suele ser benigno, pero a veces podría indicar que hay un problema de salud detrás, señala Live Science. Algunas infecciones como la salmonela pueden dar lugar a heces verdes, aunque suelen ir acompañadas de otros problemas como diarrea, dolores de estómago y fiebre. Es probable que si te sientes bien y no experimentas otros síntomas, tu caca verde sea sólo señal de que has comido mucha verdura. Y eso está bien.

Arándanos

Arándanos
BRIANAJACKSON VIA GETTY IMAGES
Arándanos

No te sorprendas de que tu caca tenga un color pitufo si llevas todo el día picoteando arándanos. Estas bayas pequeñas pero potentes pueden dar a tus heces un tono azul o negro; algunas personas incluso aseguran que la tiñen de verde.

Hasta aquí, todo normal. No obstante, también existe un síndrome raro llamado porfiria que puede dar lugar a unas deposiciones de tono azulado o violeta. Este trastorno suele ir acompañado de otros síntomas como náuseas, problemas de respiración y convulsiones, según la Clínica Mayo.

Colorante alimentario

En 2017, Oreo y Peeps se unieron para crear Peeps Oreos, unas nuevas galletas con relleno rosa. Nada más lanzarse el producto, la gente empezó a dar detalles (en Twitter, por supuesto) de su caca rosa.

La galleta tenía eritrosina, también conocida como Red 3 [rojo 3], para darle ese color rosa. Pero el organismo no descompone el colorante artificial, explicó Anish Sheth, doctor especializado en gastroenterología, a Mic cuando surgió el debate.

Este es el mismo motivo por el que la hamburguesa negra de Halloween del Burger King tiñó de verde las deposiciones de los consumidores en 2015. Una combinación de colorantes azul, rojo, amarillo y caramelo teñía de negro el pan de la hamburguesa, pero daban lugar a unas heces verdes por la forma en que los colorantes se digieren y se mezclan con otros fluidos en el organismo. La ciencia es así de guay. Obviamente, la caca verde dio un susto a los consumidores, pero al final no había motivo de preocupación.

Medicamentos

OLEH_KUCHERIAVYI VIA GETTY IMAGES

Vale, esto no es un alimento en sí, pero es algo que ingerimos, así que merece la pena mencionarlo: algunos medicamentos pueden tener un efecto en tus heces.

El subsalicilato de bismuto, el nombre genérico para el Pepto-Bismol, puede darle a la saliva y a la caca un toque gótico, pero el cambio es temporal e inofensivo. El Radiogardase (también conocido como azul de Prusia), un medicamento que ayuda a eliminar los compuestos radiactivos del cuerpo, puede hacer que las heces de una persona se pongan azules durante el tiempo que dure el tratamiento.

CONCLUSIÓN: si sabes que has comido algo sospechoso, probablemente estés bien. Pero si estás ligeramente preocupado, es mejor ponerse en contacto con el médico sólo para descartar cualquier asunto.

Aunque el color de las deposiciones suele reflejar lo que has estado comiendo en los últimos días, algunos colores, como el blanco, el negro o el rojo, pueden indicar un problema más serio, según Ganjhu.

  • Por ejemplo, unas heces blancas, blanquecinas o grises pueden ser señal de una obstrucción biliar. “Esto significa que el conducto biliar está bloqueado por una piedra, una masa o cáncer”, explica la experta. Dicho de otra manera: “La bilis no está llegando hasta el intestino y el pigmento biliar no se está mezclando con las heces”.
  • Unas deposiciones negras pueden ser indicador de sangre digerida. “Si alguien ha tenido una úlcera gástrica sangrante, la sangre baja por el tubo digestivo, se digiere con las enzimas y se pone negra”, señala Ganjhu.
  • Cuando la caca es roja brillante o tiene sangre, es posible que haya sangrado en la parte superior del tracto gastrointestinal. Si las deposiciones marrones tienen una veta de sangre, puede que haya una úlcera, fisura o hemorroide, o puede que sea cáncer de colon.

En caso de percibir alguno de estos colores, lo mejor es ir al médico, advierte Lisa Ganjhu. “El resto de los colores del arcoíris en la caca están basados en la dieta o en lo que has puesto en tu organismo”, resume. “Pero si tienes dudas, consúltalo con un especialista”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Mitos nutricionales