La explicación real al fallo histórico de esta imagen de 'El Cid'

La espada que sostiene Jaime Lorente ha puesto a Amazon Prime Video en el punto de mira. Acusan a la plataforma de confundir 'La Tizona' con 'La Joyosa' de Carlomagno.
Jaime Lorente, en la serie 'El Cid' (Amazon Prime Video)
Jaime Lorente, en la serie 'El Cid' (Amazon Prime Video)

Este es Jaime Lorente como Rodrigo Díaz de Vivar. Amazon Prime Video distribuyó este miércoles las primeras cuatro imágenes de la serie El Cid, la producción sobre la vida del líder militar castellano, y la polémica no ha tardado en llegar. El motivo es la espada que porta el actor en esta foto, por la que acusan a la plataforma de un monumental fallo histórico.

No es ni Tizona ni Colada, es La Joyosa, o también conocida como la espada de Carlomagno, apuntan algunos usuarios de Twitter en sus críticas, y adjuntan la foto del arma expuesta en el Museo Louvre de París.

Espada de Carlomagno en el Museo Louvre de París
Espada de Carlomagno en el Museo Louvre de París

Y no, no lo es —basta comparar la empuñadura con la de cualquiera de estas imágenes— pero tampoco es un fallo, según explica a El HuffPost Luis Arranz, creador de la serie de Zebra Producciones.

Es la espada de su padre, Diego Laínez, que su abuelo, Juan Fernández, le entregó cuando dejó León. “Rui era un niño en el momento de la muerte —tenía 10 años— y el abuelo le guardó la espada, que formaba parte del legado de Laínez”, continúa.

Arranz asegura que la espada no es el arma de Carlomagno —“es la espada de un infantón, de un tipo que no ha llegado a ser noble”—, aunque no niega que pueda haber cierta similitud porque “todas las espadas medievales tienen un aire de familia”. “Pero ésta es más burda y hosca y La Joyosa es más delgada e incluso tiene más oro”, apunta.

El historiador medievalista Alfonso Boix Jovaní, referente actual en estudios relacionados con El Cantar, confirma que el Cid tuvo una espada antes de Tizona, pero la que porta Jaime Lorente no corresponde a la época. De hecho, no tiene duda de que la de la imagen es una copia de “la espada que la tradición considera como Joyosa, otra mítica espada presente en multitud de cantares de gesta que perteneció al emperador Carlomagno”. “Por su datación esto sea completamente anacrónico”, asegura.

La primera temporada de la serie, a la que pertenecen estas fotos, se centra en los primeros años de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar, cuando todavía no era El Campeador, y todavía no empuñaba ni Tizona ni Colada. De hecho, según cuenta Arranz, tampoco esta espada aparecen en los cinco primeros episodios de la serie. No llegará a escena hasta la segunda temporada.

Tizona y Colada, como el caballo Babieca, tendrán su aparición si la serie tiene éxito y se avanza en la vida de El Cid”, aclara.

La primera espada de El Cid

“El Cid habría tenido al menos tres espadas: una primera, de nombre desconocido (aunque el romancero la atribuye, por herencia familiar, a Mudarra, el hermano bastardo que vengó a los infantes de Lara), y Colada y Tizón, que Rodrigo habría obtenido como trofeos de guerra tras obtener la victoria sobre el Conde de Barcelona y el rey almorávide Bucar, respectivamente”, explica el medievalista Alfonso Boix Jovaní, referente actual en estudios relacionados con El Cantar.

Esa primera espada aparece citada en el romance en que Díaz de Vivar venga a su padre, en el que se cuenta que dicha arma es la espada de Mudarra, una de las figuras principales de la leyenda de los Siete Infantes del Lara del siglo X. El texto dice lo siguiente:

Descolgó una espada antigua
de Mudarra el castellano,
que estaba vieja y mohosa
y así le dice turbado:
— Haz cuenta, valiente espada,
que es de Mudarra mi brazo,
y que su brazo te tiene,
porque suyo es el agravio.
Tan fuerte como tu acero
me verás en campo armado;

Este romance se escribió tres siglos más tarde que el Cantar.