El FMI propone a España subir impuestos a partir de 2023 para reducir el déficit

El organismo financiero apoya la reforma laboral y mantiene sus previsiones de crecimiento en un 5,8% en 2022 y en el 3,8% el próximo año.
Sede del Fondo Monetario Internacional, en Washington.
Sede del Fondo Monetario Internacional, en Washington.
OLIVIER DOULIERY via AFP via Getty Images

Una de cal y otra de arena. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha expresado su satisfacción con la reforma del mercado laboral recientemente aprobada en España, de la que destaca su elevado grado de respaldo derivado del diálogo con los agentes sociales. No obstante, también insta al Gobierno a presentar un plan de consolidación fiscal “creíble” a mediano plazo.

En las conclusiones de las consultas con España del ‘Artículo IV’ de 2021, el directorio del FMI mantiene sin cambios las últimas previsiones macroeconómicas para el país, que se publicaron a finales de enero, con un crecimiento del PIB en 2022 del 5,8%, que se moderará al 3,8% el próximo año y al 2,3% en 2024.

Una propuesta fiscal dirigida a los más vulnerables

En su análisis, advierten de que, si bien la recuperación está en curso y el empleo se ha recuperado con fuerza, la actividad se mantiene por debajo de los niveles previos a la pandemia y las perspectivas se ven empañadas por una elevada incertidumbre.

En este sentido, el directorio del FMI considera que el apoyo a la economía debe seguir siendo flexible hasta que la recuperación esté ampliamente afianzada, añadiendo que se necesitan políticas prudentes a mediano plazo para respaldar la estabilidad macrofinanciera y promover un crecimiento sostenible, más verde e inclusivo.

De este modo, recomienda que la política fiscal siga prestando apoyo a corto plazo, pero cada vez más enfocada hacia los vulnerables, subrayando que, a medida que se afiance la recuperación, la deuda pública debería reducirse gradualmente para reconstruir el espacio fiscal de cara a futuros ‘shocks’.

Las previsiones del FMI para España

El FMI reitera su confianza en que la variante ómicron tenga solo un impacto moderado en la actividad económica, mientras que la recuperación de la economía española se verá respaldada por un robusto consumo privado, el impulso de la inversión pública financiada en parte por los fondos europeos y una normalización gradual de los flujos de turismo internacional.

Asimismo, el organismo ve probable que la inflación en España se mantenga elevada a principios de 2022 debido a los altos precios de la energía y las interrupciones en la cadena de suministro, pero confía en que se modere en la segunda mitad del año a medida que estos factores se disipen.

De hecho, las previsiones del FMI apuntan a que la tasa media de inflación, que en 2021 alcanzó el 3,1%, suba este año al 3,5%, para bajar al 1,2% de media en 2023 y al 1,6% un año después.

En cuanto a la evolución del mercado laboral, el directorio el FMI celebra que el empleo se haya recuperado con fuerza y ya supere los niveles anteriores a la crisis. Así, las proyecciones del Fondo apuntan a que la tasa de paro bajará este año al 14% desde el 15% del cierre de 2021, para seguir disminuyendo los próximos años hasta situarse en el 13% en 2026.

Por otro lado, el FMI espera que España logre reducir este año su déficit presupuestario al 5,3% del PIB desde el 7,8% del año pasado, mientras que el desequilibrio negativo se reduciría al 4,3% el año próximo, pero no bajaría del 4% en todo el horizonte de las previsiones, que alcanzan hasta 2027.

Espaldarazo a la reforma laboral

El directorio del FMI ha expresado su satisfacción con la reforma laboral recientemente aprobada en España, aplaudiendo que busque abordar las deficiencias del mercado, haciendo más atractivos los contratos indefinidos, así como equilibrar una mayor protección para los trabajadores y la flexibilidad para las empresas.

“Los directores acogieron con beneplácito la reforma laboral aprobada recientemente”, recoge el documento del Fondo, donde se hace hincapié en la importancia de fortalecer la educación y las políticas activas del mercado laboral para facilitar la mejora de las habilidades de la fuerza laboral y la reasignación sectorial, subrayando la importancia de la coordinación para garantizar la eficacia.