Superar la infidelidad es posible

Claves infalibles para dejar atrás el dolor por la traición.
Superar la infidelidad es posible.
Witthaya Prasongsin via Getty Images
Superar la infidelidad es posible.

La infidelidad está mucho más a la orden del día de lo que puedas imaginar, siendo una conducta completamente extendida entre las parejas. Lo más triste es que, en esta sociedad sumida en una profunda crisis de valores, lo estamos normalizando como algo que se puede aceptar.

Cada vez es más habitual que lleguen a mis sesiones de coaching del Método MAC mujeres y hombres completamente destrozados tras el engaño de su pareja, con la autoestima por los suelos o con una emoción de rabia y enfado tan imponente que les aleja de su paz y su bienestar.

“No debemos confundir lo que es habitual con lo que es normal”.

La normalidad es el bien, decir la verdad y ser fiel, a pesar de que los mitos de que el ser humano es infiel por naturaleza o que la monogamia implica infidelidad intenten justificar esta gran falta de respeto en el seno de la pareja.

Los factores comunes que disparan este tipo de conducta infiel suelen ser problemas de comunicación, sexualidad insatisfactoria, autoestima baja de la persona infiel, incompatibilidad de la pareja o valores laxos en honestidad y fidelidad, entre otros.

Cuatro claves infalibles para superar la infidelidad

1. Descubre la verdad

Las personas suelen poner el foco en la traición, en el enfado por lo que ha hecho su pareja, pero, de este modo, olvidan lo que realmente es importante: la verdad que hay detrás de la mentira.

“Si hay infidelidad no hay amor, si hay amor no hay infidelidad”.

La verdad incómoda y dolorosa que se esconde tras la mayoría de las infidelidades es la ausencia de amor. Y cuando no hay amor, no tiene sentido seguir en la relación.

Conocer la verdad te ayudará a comprender que esa no es la pareja que mereces y te acercará a tu sanación.

2. No te culpes

No busques qué hay defectuoso en ti o qué has hecho mal para que haya escogido satisfacer sus deseos sexuales o afectivos fuera de vuestra relación. La normalidad es resolver en pareja, aunque sea a través de la separación, y no evadirse en una mentira.

3. No te compares

Tu valor y tu atractivo no se han perdido ni varían porque tu pareja te haya sido infiel. Si te comparas con la persona a la que ha escogido, ya sea en edad, en forma física o en personalidad, esto arrollará tu autoestima.

“La infidelidad no tiene que ver contigo, tiene que ver con tu pareja”.

4. Perdona

Perdonar no significa seguir en la relación. Cuando perdonas lo haces para ti. Porque mientras sientas rencor, rabia, enfado, etc., todas estas emociones te van a alejar de tu paz, de tu bienestar y de tu autoestima.

Imagina que llevas en tu espalda una mochila con piedras. Seguro que en los primeros minutos no te pesará demasiado, pero si sigues tu camino con las piedras a la espalda, te acabará causando dolor y sufrimiento.

“Cuando perdonas, te regalas la oportunidad de sanar”.

¿Y si quiero seguir en la relación?

Es importante que tengas en cuenta que salvar la pareja de forma efectiva tras la infidelidad es un deseo de muchos que está al alcance de unos pocos.

Puedes intentar recuperarle, darle otra oportunidad, pero si no conoces la verdad, la mentira te perseguirá y se repetirá como un patrón en tu vida hasta que tomes conciencia.

Tras la infidelidad, será imprescindible conocer si el motivo que os lleva a aferraros a la relación es saludable o tóxico, y en caso de ser sano, será preciso recomponer la relación desde la base.

“Permítete la relación que te mereces”.

Cuando eres consciente de que la normalidad es la fidelidad en la pareja, solo te permites a una persona que esté a tu lado porque te ama y te elige todos los días.

¡El amor consciente es el inicio de un final feliz!

Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Las parejas eternas también acaban