BLOGS
12/04/2019 07:31 CEST | Actualizado 12/04/2019 07:31 CEST

'Video killed the radio star'

Recientemente, mientras consumía música en Deezer (una plataforma de música similar a Spotify) escuché esta canción: Video killed the radio star, publicada en 1979, y me di cuenta de que hace 40 años ya se concretaba un pensamiento, especialmente en la industria musical: la imagen desplazaba al sonido. No solo porque se cambiara de medio pasando de la radio a la televisión, si no porque ya asistíamos al consumo ‘a demanda’ de contenidos: más allá de poder consumirlos ‘en parrilla’ o ‘por antena’ se podían consumir a través de soportes físicos, como el VCR.

Surgieron dos reflexiones al constatar el 40 aniversario de la canción que confirmaba un cambio de tendencia.

Hoy trataré la primera de ellas:

Estamos asistiendo de nuevo a un cambio de ciclo en el consumo de contenidos, en el cual la imagen se ve desplazada por la voz… ¿No recuerda esto a la ley del péndulo?

Unsplash

La voz , herramienta y contenido

La voz ha irrumpido muy fuerte en la escena tecnológica, y está retomando parte de la fuerza que una vez tuvo, hace muchos años. Todavía no afecta a todos los medios ni a todos los dispositivos, pero ya asistimos perplejos al auge de ventas y rápidos desarrollos de los smart speakers, que son sin duda una gran palanca para el consumo de y por voz en nuestros días.

¿Por qué ahora?

Podríamos hablar de 2 elementos esenciales que lo hacen posible:

  • El primero es que la infraestructura existente, tanto para acceder a internet desde casa como desde el móvil, nos permite en muchas partes del mundo consumir ‘casi de todo’ en cualquier momento, y nos mantiene conectados… a esa nube de la que tanto se habla.
  • El segundo es que en dicha nube se producen avances constantes, y las máquinas aprenden a interpretarnos y a ‘llevarnos’.  El desarrollo de la inteligencia artificial ha sido determinante en el crecimiento del uso de la voz, ya que en su forma de asistente virtual ha resuelto todo tipo de problemas de acceso a contenidos para mucha gente.

¿Cuál es el potencial?

El potencial está precisamente en recuperar o ganar momentos de consumo de contenidos en los que el nivel de concentración, el uso del sentido de la vista y el del tacto se ven limitados, ya sea por seguridad o, por comodidad.

Hay dos espacios en concreto donde esto se visualiza este consumo muy fácilmente: en la cocina y al volante. En ambos espacios, mejor tener los ojos y las manos ocupadas en lo que hacemos, tanto para evitar disgustos como para que el resultado sea el esperado. Ahí, sin duda, la voz se hace fuerte, como herramienta de acceso, filtrado, etc… y como contenido en si. El consumo de radio por internet, de plataformas de voz (música, podcast, etc…) no para de subir. Solo hace falta ver hasta cuántos minutos de consumo medio llegaremos por persona y día.

Unsplash

¿Cuáles son las implicaciones?

Los canales tradicionales de voz, los creadores y sus programas de contenidos, las marcas, etc., habrán de tomar posiciones en los nuevos escenarios (dispositivo +  plataforma) de consumo de y por voz, en espacios (cocina y coche por ejemplo) donde hoy luchan con pantallas (tv + smartphone/tablet) y con ‘antiguas’ soluciones como la radio, ya sea analógica o digital.

Los canales tradicionales de voz tienen la oportunidad de aprovechar su saber hacer, pero han de buscar ‘ventanas’ con nuevos clientes, -o mejor dicho oyentes. Hasta ahora solo las plataformas en Internet, y en exclusiva para el audio-vídeo, han conseguido grandes bases de clientes, muchos de ellos de pago por cierto.

Los creadores y sus programas de contenidos por voz, es decir, productores de programas de audio, tienen la oportunidad de alcanzar audiencias muy superiores y mucho más interesadas que estos últimos años… por distintas vías y con distintos hábitos de consumo, eso sí…

Hace 40 años ya se concretaba un pensamiento, especialmente en la industria musical: la imagen desplazaba al sonido.

Las marcas han de redefinir y sobretodo hacer llegar a los oyentes de nueva generación sus contenidos, con formatos diversos (podcast, píldoras de audio, etc…) y esto lo harán desde una ‘voz de marca’ que debe ser consecuente con su imagen y su posicionamiento

Todos los actores (canales, creadores, marcas…) han de contemplar el nuevo escenario con ojos críticos, buscando siempre complacer a sus clientes, asumiendo que la oportunidad de captar su atención es mucho mayor si se les tiene a la escucha (es más memorable la publicidad en audio que solo en imagen). Hay mucho por hacer, y lógicamente se abren muchas oportunidades para todos ellos, y nosotros, consumidores y oyentes, disfrutemos del ‘regreso del audio’ a nuestras vidas, en canales y formatos adaptados a la era de internet.

La segunda reflexión gira en torno al consumo de contenidos a demanda, en nuestro propio tiempo y espacio, abordaré los detalles en breve… Seguimos…

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA IKEA