El gesto de Trump a un jurado que ha enfadado al juez encargado del juicio del caso Stormy Daniels

El gesto de Trump a un jurado que ha enfadado al juez encargado del juicio del caso Stormy Daniels

Elegidos siete miembros del jurado de los doce necesarios para el juicio.

Donald Trump, entre sus abogados, asiste al primer día del juicio del caso Stormy Daniels.JUSTIN LANE

El juicio contra Donald Trump por los sobornos a la actriz porno Stormy Daniels antes de las presidenciales de 2016, primero penal que sienta en el banquillo de los acusados a un expresidente de los Estados Unidos, avanza ya hacia su tercera jornada después de que en la segunda se hayan elegido a siete de las doce personas que formarán parte del jurado que, atendiendo a las pruebas, decidirán si el candidato republicano es inocente o culpable de los 34 delitos que se le imputan.

Entre los elegidos hay cuatro hombres y tres mujeres, de los que cinco tienen estudios universitarios o superiores (hay dos abogados) y tan solo uno de ellos no es consciente de que Donald Trump tiene otros casos abiertos. Ninguno ha demostrado tener opiniones "particularmente rotundas" sobre el magnate o la política, según ha indicado la CNN. Además, la defensa ha examinado las redes sociales de los candidatos al puesto, uno por uno, para comprobar que sus posturas políticas no puedan interferir en el proceso.

Durante este proceso de análisis de las redes sociales de los jurados, el juez encargado del juicio, el latino Juan Merchán, ha tenido que amonestar a Trump por su conducta, que ha llegado a "intimidar" a un jurado mediante gestos y su forma de hablar "audible" en dirección a esta persona. El día anterior, el juez de 61 años le había leído al expresidente de los Estados Unidos un mandato legal conocido como Parker Warningque reconoce su derecho a asistir al juicio como acusado pero que también puede llevar a prisión por mala conducta.

La Fiscalía acusa a Trump de 34 delitos por presunta falsificación documental, dentro de una trama con la que habría intentado ocultar el pago de 130.000 dólares a Stormy Daniels para comprar su silencio y que no hablase de una supuesta relación extramatrimonial antes de las elecciones de 2016. El magnate justificó este pago como parte de sus gastos legales.

La mera selección del jurado (que estará formado por doce jurados y seis suplentes) se antoja ya complicada, habida cuenta de la relevancia del personaje, aunque el juez se ha mostrado optimista y cree que estará listo para finales de semana. El expresidente sigue insistiendo en que el juicio forma parte de una "persecución política" contra él, de la que culpa directamente a la Administración de Joe Biden.

Sin embargo, Donald Trump ha aprovechado un descanso en la jornada de hoy para asistir a un acto de su campaña. El expresidente, abandonó este martes del tribunal de Nueva York para irse hasta Harlem y reunirse con un grupo de bodegueros (dueños de tiendas de barrio), en su mayoría latinos, afectados por una ola de robos y violencia.

La ola de violencia en las tiendas de barrio, en su mayoría propiedad de dominicanos, ha llegado a un punto en que un grupo de estos pequeños comerciantes decidió hacerse con armas de fuego y entrenarse en su uso para defenderse de los delincuentes. "Las bodegas son un salvavidas para las comunidades desatendidas, y el presidente Trump cree que sólo deshaciendo las políticas blandas contra el crimen del Partido Demócrata se podrá restablecer plenamente la ley y el orden en todos los distritos de la ciudad de Nueva York", indicó la campaña del republicano en un comunicado.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Los abogados del expresidente intentaron en vano aplazar el inicio de este juicio, el primero de los varios que tiene pendiente Trump. El antiguo mandatario deberá aún responder, entre otras cuestiones, por sus esfuerzos para tratar de revertir los resultados de las elecciones de 2020, en las que se impuso Biden.