Las 24 horas de vértigo en las que Irán respondió a Israel con un ataque sin precedentes

Las 24 horas de vértigo en las que Irán respondió a Israel con un ataque sin precedentes

La anunciada respuesta de Teherán llegó la madrugada de este domingo con decenas de drones y misiles y el mundo mira ahora hacia la represalia israelí que, declararon, se producirá en "el momento adecuado".

Captura de vídeo de IRNA que muestra el momento en el que la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica lanza los misiles balísticos en la operación del sábado contra Israel.IRNA/EFE

Hace 24 horas la tensión, finalmente, estalló. Irán lanzó en la madrugada de este domingo 300 proyectiles contra Israel en un ataque sin precedentes. Era la anunciada -y temida- respuesta de Teherán por el asesinato el pasado 1 de abril de siete miembros de la Guardia Revolucionaria en el Consulado de Irán en Siria. 

El ministro del Gobierno de guerra israelí Benny Gantz ha afirmado este domingo que Israel exigirá a Irán que pague por el ataque "cuando sea el momento adecuado". “Construiremos una coalición regional y exigiremos el precio a Irán de la manera y en el momento que sea adecuado para nosotros”, ha dicho Gantz después de que el  primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, convocara al Gabinete de Guerra de forma urgente. 

Los países del G7 también se han reunido este domingo y han condenado "energicamente" el ataque iraní contra Israel, al que han mostrado "su pleno apoyo". Así, han llamado a la moderación "para evitar una mayor escalada" en Oriente Medio, tras una reunión de menos de una hora por videoconferencia y presidida por la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, que ocupa la presidencia de turno.

En un comunicado, el Gobierno italiano ha explicado que los líderes de Italia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Alemania y Canadá, ademas de los de la Unión Europea (UE), "instan a las partes a abstenerse de cualquier acción encaminada a aumentar la tensión en la región".

Un choque directo sin precedentes

Todo comenzó cuando, primero Israel y después la Guardia Revolucionaria iraní, confirmaron durante la madrugada del domingo el lanzamiento de drones, misiles y misiles balísticos que, según señalaron, llegarían al país "en las próximas horas", en el que ha supuesto el primer choque directo entre ambos países tras medio siglo de tensión y enemistad.

Ante esto, y bajo el sonido de las alarmas antiaéreas, el Gobierno israelí, Estados Unidos y Reino Unido movilizaron sus aviones y aseguraron haber interceptado "centenares de drones y misiles", la mayoría "fuera del espacio aéreo de Israel". A las 3.00 am (hora española), el Ejército israelí comunicó que su población ya no necesitaba  permanecer en refugios o búnkeres y aseguró que "el 99% de las amenazas lanzadas contra territorio israelí fueron interceptadas, un logro estratégico muy significativo”, dijo el portavoz castrense, Daniel Hagari. También confirmó varios lanzamientos, sin especificar un número, desde los "territorios de Irak y Yemen", pero agregó que ninguno de ellos cruzó a territorio israelí.

La única persona herida de gravedad durante el ataque en represalia iraní fue una niña beduina del sur del país, de siete años, herida en la cabeza con un impacto de metralla y que fue trasladada inconsciente al Hospital Soroka, en la región sureña del Néguev. A este mismo centro llegaron otras 8 personas con heridas leves "de metralla o mientras buscaban refugio" y tres más con síntomas de ansiedad, informó este centro médico.

Irán invoca el artículo el 51 de la carta de la ONU

Horas después del inicio del ataque y aún de madrugada, Irán dio por concluida la escalada con Israel e invocó, a través de su misión ante la ONU, la carta de Naciones Unidas, y concretamente el artículo 51 al considerar el ataque "legítima defensa". La misión escribió en su cuenta de X que el ataque "es en respuesta a la agresión del régimen sionista contra la legación diplomática en Damasco".

El artículo 51 reza así: "Ninguna disposición de esta Carta menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado contra un Miembro de las Naciones Unidas, hasta tanto que el Consejo de Seguridad haya tomado las medidas necesarias para mantener la paz y la seguridad internacionales".

Irán se refiere al ataque atribuido a Israel del pasado 1 de abril contra su consulado en Damasco, que mató a siete iraníes (además de seis sirios), entre ellos varios altos cargos de la Guardia Revolucionaria iraní. El mensaje de la misión diplomática aconseja a Estados Unidos mantenerse ajeno a este conflicto: "Es un conflicto entre Irán y el régimen gamberro israelí, del que ESTADOS UNIDOS DEBE MANTENERSE AL MARGEN".

Israel mantiene las restricciones de seguridad

El Ejército de Israel ha decidido mantener las restricciones de seguridad hasta el lunes por la noche, lo que incluye el cierre de los colegios en todo el país. En la frontera con Líbano, además, las reuniones de más de 30 personas en exteriores permanecerán prohibidas, mientras que las reuniones en interiores estarán limitadas a 300 personas.

En las cercanías de la Franja de Gaza se permiten reuniones de hasta 100 personas en exteriores y 300 en interiores. En ambas regiones se prohíbe también el acceso a las playas.

En una visita a soldados que trabajan en la defensa antiaérea, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, dijo que el ataque de Teherán es una oportunidad para reforzar lazos con países aliados, como Estados Unidos o el Reino Unido, cuyos aviones ayudaron a interceptar varios proyectiles iraníes.

EEUU no se unirá a ninguna acción de represalia

Estados Unidos no se unirá a ninguna acción de represalia que Israel tome contra Irán, según ha informado este domingo a la prensa un alto funcionario estadounidense. Mientras, las autoridades israelíes debaten qué respuesta dar al ataque iraní. 

Pese a que algunos miembros ultraderechistas del Gobierno de coalición han pedido una respuesta contundente del Estado hebreo, lo cierto es que el principal aliado militar de Israel, Estados Unidos, ha dejado claro que no apoyará una escalada en Oriente Medio.

"No queremos una guerra más amplia con Irán", ha dicho en una entrevista uno de los portavoces de la Casa Blanca, John Kirby, quien ha insistido en que el presidente estadounidense, Joe Biden, no quiere que Washington se involucre más aún en el conflicto.

En una entrevista con el programa Meet the Press, Kirby ha recomendado a Israel a "disfrutar" por haber demostrado una gran capacidad de defensa al detener centenares de drones y misiles balísticos y crucero y haberlo hecho con amigos como los estadounidenses o los jordanos. "No queremos una guerra más amplia con Irán", ha insistido el portavoz estadounidense.

Por su parte, Biden le dijo al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una llamada este sábado que Estados Unidos no apoyará un contraataque israelí contra Irán, según medios locales, algo que la Casa Blanca ha matizado la mañana de este domingo. "El presidente fue muy claro con el primer ministro Netanyahu sobre el éxito que disfrutaron la pasada noche y sobre el impacto que ese éxito debe tener", ha añadido Kirby.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

El ministro de Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdolahian, ha vuelto a advertir este domingo a Estados Unidos que en caso de que sus bases militares en los países de la región de Oriente Medio sean utilizadas para "defender y apoyar" a Israel, "inevitablemente" atacará esas posiciones.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Ana Roca es redactora en 'El HuffPost'. Graduada en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III, ha trabajado en la Agencia EFE y en el diario El País, donde se formó en la Escuela del periódico. Puedes contactar con ella en ana.roca@huffpost.es.