Por qué Irán ataca a Israel

Por qué Irán ataca a Israel

La crisis actual es consecuencia de un episodio del pasado 1 de abril, cuando Israel atacó el Consulado de Irán en Siria, matando a varios miembros de la Guardia Revolucionaria. Irán ha invocado el artículo 51 de la carta de la ONU para justificar su ataque.

Captura del vídeo del ayatolá Jamenei.

Y, finalmente, Irán cumplió su amenaza. Este sábado 13 de abril Israel confirmó los peores temores de la comunidad internacional: Irán había lanzando un ataque con drones y misiles contra su territorio. Minutos más tarde, llegaba una cascada de información que iba en la misma línea: la televisión estatal iraní, la Guardia Revolucionaria iraní y la Casa Blanca; todos confirmaban un ataque que, según fuentes estadounidenses, "durará horas" y cuyas consecuencias todavía se desconocen.

De nada ha servido un llamamiento prácticamente unánime a la calma y al entendimiento por parte de los líderes internacionales, unas peticiones que clamaban por evitar incrementar una tensión en un ya más que dañado Oriente Medio. Pero, ¿por qué ahora este nuevo episodio de consecuencias aún inciertas entre estos dos archienemigos históricos? Para entenderlo hay que echar la vista atrás hasta el 1 de abril.

Fue ese día cuando Israel atacó el Consulado de Irán en Siria, matando a varios miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos a Mohammad Reza Zahedi, un alto comandante de la Guardia Revolucionaria, además de a otros dos altos mandos. Aquel acto encendió todas las alarmas, desatando el temor a una escalada de la tensión de niveles inciertos en el conflicto que sobrevuela todo Oriente Próximo ya que Irán no tardó en dejar claro que respondería.

De hecho, aunque Israel nunca ha llegado a reivindicar el ataque - cabe destacar que no suele hacerlo cuando se trata de acciones en países vecinos-, el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ya dio por seguro que habría un "castigo". Así lo apuntalaron también otros líderes del país, como el presidente iraní, Ebrahim Raisi, y el ministro de Relaciones Exteriores, Hossein Amir Abdolahian, que en estos últimos días había intensificado sus contactos con gobiernos tanto de Oriente Medio como de Europa.

Este sábado, tras conocerse el ataque, el líder supremo se ha manifestado en la misma línea a través de un mensaje en redes sociales en el que ha prometido, de nuevo, "castigar" como represalia al bombardeo del Consulado iraní en Damasco.

"El maligno régimen sionista será castigado", ha publicado Jamenei en su cuenta oficial de la red social X, junto a un vídeo en el que recrimina a Israel el bombardeo contra el Consulado, afirmando que fue "un movimiento equivocado", equiparable a atacar en territorio iraní.

Y, tras este mensaje del ayatolá, el Gobierno de Irán ha invocado, a través de su misión ante la ONU, la carta de Naciones Unidas, y concretamente el artículo 51, para justificar su ataque contra Israel, considerado en "legítima defensa". La misión ha escrito en su cuenta de X que el ataque de este sábado, con drones y más tarde con misiles balísticos, "es en respuesta a la agresión del régimen sionista contra nuestra delegación diplomática en Damasco".

El artículo 51 reza así: "Ninguna disposición de esta Carta menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado contra un miembro de las Naciones Unidas, hasta tanto que el Consejo de Seguridad haya tomado las medidas necesarias para mantener la paz y la seguridad internacionales".

Y ahora... ¿qué?

Con este ataque Irán tiene ante sí el reto de encontrar un equilibrio entre el cumplimiento de sus propias amenazas y la necesidad de no prender la mecha de una nueva escalada de horizonte incierto. 

De ahí el mensaje lanzado en X con el que justifican la invocación del artículo 51 y con el que proponen "dar por cerrada" la escalada con Israel con los drones de ataque y misiles lanzados esta noche. "La cuestión puede darse por cerrada. Sin embargo, si el régimen israelí comete otro error, la respuesta de Irán será considerablemente más severa. Es un conflicto entre Irán y el régimen canalla israelí del que Estados Unidos debe quedarse al margen".

La cuestión puede darse por cerrada. Sin embargo, si el régimen israelí comete otro error, la respuesta de Irán será considerablemente más severa

El texto argumenta que este ataque se encuadra en cualquier caso en el derecho a la legítima defensa reconocido en el Artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas. "La acción militar de Irán ha sido en respuesta a la agresión del régimen sionista contra nuestras instalaciones diplomáticas en Damasco", ha resaltado.

El ataque contra su consulado en Damasco generó la condena prácticamente unánime a nivel internacional, con reproches incluso de Naciones Unidas, pero la preocupación por cómo fueran a responder también ha sido igual de general. "Irán no debe arrastrar a Medio Oriente a un conflicto mayor", ya enfatizó el ministro de Relaciones Exteriores británico, David Cameron, tras hablar el pasado jueves con su par iraní. 

No en vano, la geopolítica regional ya camina sobre el alambre desde el asalto lanzado por Hamas el 7 de octubre y la posterior ofensiva militar israelí sobre la Franja de Gaza.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Esta crisis responde a que desde dicho ataque por parte de la facción palestina Hamás -respaldada por Irán-, Tel Aviv ha intensificado los ataques aéreos en Siria y Líbano contra la milicia libanesa Hezbolá, respaldada por Irán, y los Guardias de Irán, los cuales apoyan al gobierno del presidente Bashar al-Assad. Según expertos, citados por France 24, Mohammad Reza Zahedi era el principal interlocutor entre Israel y Hezbolá y supervisaba el envío de armas al grupo libanés.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Laura Riestra es subdirectora en 'El HuffPost'. Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III, ha trabajado en RTVE.es y en el diario 'ABC'. Puedes contactar con ella en laura.riestra@huffpost.es