Rusia desata una guerra electrónica con este país de la OTAN y estos son sus objetivos

Rusia desata una guerra electrónica con este país de la OTAN y estos son sus objetivos

Los dispositivos instalados por las fuerzas armadas rusas pondrían en peligro la seguridad y el óptimo funcionamiento de los puertos. 

Una lancha patrullera rápida participa en un ejercicio militar en el Mar Negro en Constanta, Rumania, en junio de 2022.Andreea Campeanu/Getty Images

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rumanía afirma que Rusia ha lanzado una guerra de interferencia electrónica en el país. Así, los dispositivos instalados por las fuerzas armadas rusas pondrían en peligro la seguridad y el óptimo funcionamiento de los puertos, según señala el ministerio y ha difundido el medio rumano Ziare.com

Las autoridades rumanas hablan de "capacidades avanzadas de guerra electrónica desarrolladas por las Fuerzas Armadas rusas, incluido el uso de los sistemas R-330Zh, Borisoglebsk-2 y Zhitel para interferir las señales GPS y proteger su propia infraestructura estratégica", según el documento citado por el mismo medio. 

El informe cita datos publicados por la página web GPSJAM, que documenta la actividad de interferencia del GPS: "Así, el 3 de mayo de 2024, las zonas del territorio rumano donde se produjo una perturbación masiva de los sistemas de navegación aérea son principalmente las zonas fronterizas, en las ciudades de Galaţi, Bacău, Iaşi, pero también en Constanța". 

Según las autoridades rumanas, los condados de Constanța y Tulcea siguen estando directamente afectados por las acciones de interferencia llevadas a cabo por Rusia. En realidad, sólo los puertos de Ucrania, situados en la frontera con Rumanía, serían el objetivo. Los funcionarios del Ministerio de Defensa mencionan repetidamente que Rusia no tenía como objetivo un ataque militar contra Rumania.

"A excepción de los días 15, 21 y 22 de abril, cuando Bacăul también fue incluido en el mapa rojo de interferencia del sistema GPS, Galati, Tulcea y Constanța son los más afectados, ya que se encuentran en la 'zona roja' del mapa. Entre el 9 y el 10 de abril de 2024, también aparecieron señales de interferencia GPS en la zona de Iași", afirman los autores del documento citado.

El informe también cita una declaración de septiembre de 2023 del general Daniel Petrescu, entonces jefe del Estado Mayor del ejército rumano, quien, durante un foro del Centro Euroatlántico para la Resiliencia, "advirtió contra los peligros para la navegación que presentan estas interferencias y acusó a la Federación Rusa de obstruir constantemente las comunicaciones GPS, incluso para los barcos en la zona marítima rumana". 

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

"Esto, combinado con los disturbios en la región del Mar Negro, ha convertido la zona en un centro de actividades militares rusas", afirma el informe del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rumanía.