Un militar de la OTAN revela el nuevo talón de Aquiles de Rusia

Un militar de la OTAN revela el nuevo talón de Aquiles de Rusia

La ofensiva del Kremlin sobre Jarkov centra ahora toda la atención en la guerra de invasión a Ucrania. 

El general Christopher Cavoli, el pasado 11 de abril, en el Congreso de EEUU.Kevin Dietsch / Getty Images

La ofensiva rusa contra la región ucraniana de Jarkov centra ahora toda la atención en la guerra de invasión de Ucrania. Los analistas se afanan por entrar en la mente de Vladimir Putin y adelantarse a sus pasos. ¿Irá a por la capital, la segunda mayor ciudad del país? ¿Creará una zona de amortiguación? ¿Busca un asedio a la siria? ¿Qué desgaste puede suponerle?

Entre las voces que valoran la andanada estos días destaca la del general del ejército estadounidense Christopher Cavoli, quien ha dicho que es poco probable que las fuerzas rusas logren un "avance estratégico" en la zona. La razón para su afirmación: "Los rusos no tienen los números necesarios para ello". Ese es su talón de Aquiles en estos momentos. 

El militar no es un cualquiera, sino el comandante Supremo Aliado de la OTAN en Europa e hizo estas declaraciones a la prensa en el cuartel general aliado en Bruselas."Más concretamente, los rusos no tienen la habilidad ni la capacidad para hacerlo, para operar a la escala necesaria para explotar cualquier avance y obtener una ventaja estratégica", afinó Cavoli.

La semana pasada, Rusia lanzó un asalto contra la ciudad nororiental de Jarkov, y sus tropas cruzaron la frontera sin mucho freno. Ucrania se vio obligada a retirar sus tropas de varias aldeas, después de sufrir intensos disparos de los rusos. Se calcula que los de Vladimir Putin han penetrado unos siete kilómetros y se han hecho con nueve villas. El presidente ruso ha dicho que no tiene interés en conquistar la capital. Si bien los rusos hicieron algunos "avances locales" en la zona, Cavoli dijo que confía en que los ucranianos "mantendrán la línea".

Cuando se le preguntó si Rusia estaba a punto de lanzar temprano su anticipada ofensiva de verano, el máximo comandante de Estados Unidos y la OTAN, Cavoli, dijo: "Nunca podremos estar seguros".

Los últimos meses han sido un período difícil para Ucrania mientras lucha por repeler la incursión de Rusia. El apoyo militar estadounidense a Ucrania se vio frenado durante meses después de que los republicanos retrasaran la aprobación de un proyecto de ley para canalizar la ayuda. El 20 de abril, la Cámara de Representantes finalmente aprobó más de 60.000 de dólares en asistencia a Ucrania. Buena partida, pero tardía. 

La ayuda proporcionará poco alivio inmediato a los ucranianos, que mientras tanto aún podrían enfrentar mayores ataques de Rusia. "Estos requisitos y la logística de transporte de material estadounidense a la línea del frente en Ucrania probablemente significarán que la nueva ayuda estadounidense no comenzará a afectar la situación en el frente hasta dentro de varias semanas", señala el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) en sus informes

El grupo de expertos estadounidense dijo que Ucrania "sufriría reveses adicionales en las próximas semanas", aunque sus fuerzas aún deberían poder "frenar la actual ofensiva rusa, suponiendo que la ayuda estadounidense reanudada llegue pronto". Por otro lado, Rusia parece haber mantenido su fuerza después de luchar contra los ucranianos durante más de dos años.

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

Durante una audiencia del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes el 10 de abril, Cavoli ya dijo que el ejército ruso es ahora un 15% más grande que cuando invadió Ucrania en febrero de 2022. "En resumen, Rusia está en camino de comandar el ejército más grande del continente", dijo Cavoli. "Independientemente del resultado de la guerra en Ucrania, Rusia será más grande, más letal y más enojada con Occidente que cuando la invadió".