POLÍTICA

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, dispuesto a que el Congreso investigue a Bankia

05/07/2012 14:42 CEST | Actualizado 05/07/2012 14:42 CEST
EFE

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha opinado que "empieza a llegar el momento de conocer" en la Cámara Baja lo que ha ocurrido con Bankia y qué responsabilidades políticas podrían tener los imputados, aunque "sin buscar chivos expiatorios".

Alonso ha desvelado, en una entrevista con Efe, que el PP "no está en absoluto cerrado" a que el Congreso pueda conocer cómo se ha llegado a la situación de que Bankia tenga un agujero de 30.000 millones de euros, pero ha considerado que se debe hacer mediante "la fórmula más adecuada", que a su juicio no es a través de una comisión de investigación.

Ha precisado que la Cámara Baja tiene "comisiones y ámbitos en los que discutir y debatir", que ya hay varias comparecencias pendientes sobre este asunto que no han sido rechazadas y "se pueden activar en cualquier momento", y que además ya está en marcha una subcomisión para estudiar las ayudas que se dan al sistema financiero a través del FROB.

IMPUTADOS EN EL CASO BANKIA

Respecto a la imputación en esta causa de destacados miembros del PP, como el expresidente de Bankia Rodrigo Rato y el exministro Ángel Acebes, junto a una treintena de consejeros del grupo, Alonso ha considerado que todavía "es muy aventurado pensar que puede haber unas responsabilidades de tipo penal".

A su juicio, el juez de la Audiencia Nacional, al recibir la querella de UPyD, "tiene la obligación de abrir una investigación y ha llamado a declarar a todo el Consejo de Administración de Bankia en calidad de imputados, para respetar sus garantías procesales", por lo que todavía se trata de una "fase muy prematura" para aventurar posibles responsabilidades penales.

Por ello, ha subrayado que culpar a los imputados de todos los problemas del sector financiero español no sería "justo ni realista", porque los bancos "tienen problemas serios desde hace tiempo".

Ha considerado que el anterior Gobierno del PSOE tenía que haber actuado "hace tres años, pero no lo hizo", y defendió que España tenía "el mejor sistema financiero del mundo, lo que ha arrastrado a la banca a un problema mayor".

Ahora la situación es "muy difícil", ha reconocido Alonso, por lo que es importante analizar lo ocurrido pero sin buscar "chivos expiatorios", porque eso solo serviría "para no conocer la verdad".

Ante esta situación, el portavoz popular ha explicado que su partido se ha planteado como primera prioridad ver cuál ha sido el problema, y por ello se ha auditado todo el sistema bancario y se ha sacado la conclusión de que "el 70 por ciento de los bancos españoles están saneados y un 30 por ciento están en mala situación y necesitan ayuda financiera para poder capitalizarse".

A partir de ahí el Gobierno ha buscado una solución "que dañe lo menos posible a España y al riesgo de la deuda soberana", y ha librado "una batalla dura" en Europa en la que "ha conseguido un hito importante".

Una vez hecho esto, Alonso cree que "empieza a llegar el momento de saber y de conocer exactamente qué es lo que ha pasado, pero no durante el último año, sino desde que esto se originó", hace tres años o incluso antes.

"No estamos en absoluto cerrados a que el Congreso pueda conocer" lo ocurrido, pero "la fórmula de una comisión de investigación no es la más adecuada", porque "no se pueden utilizar estas cosas de manera partidista para arrojarse los trastos a la cabeza unos a otros" y convertir "esta necesidad del Parlamento en un espectáculo", ha indicado.

INTERESES POLÍTICOS

Preguntado por el hecho de que haya sido UPyD quien ha presentado esta querella, Alonso ha subrayado que este partido no está representado en el Consejo de Administración de Bankia, como lo están el PP, el PSOE, IU o los sindicatos.

"Es evidente que tiene un interés político de decir que todos son culpables menos ellos. Ése es el juego de UPyD. Luego habrá que ver en qué queda todo", ha concluido.

OFRECIDO POR NISSAN