NOTICIAS

Vino, patatas y cerveza gratis por lavar el coche

03/08/2012 14:26 CEST | Actualizado 03/08/2012 14:26 CEST
Garaje Espronceda

El garaje Espronceda lleva 30 años ofreciendo un servicio de lavado de coches en el madrileño barrio de Chamberí. Desde el 2010, sus empleados, cinco familias que viven de este negocio, venían notando que la facturación no dejaba de bajar, y ante la adversidad, decidieron ponerse a pensar en ideas para intentar salir del bache.

La propuesta que Segundo Martín, el encargado del garaje, hizo a su jefa, ha sido tan original como efectiva. Han duplicado el número de clientes regalando una botella de vino, una bolsa de patatas, una barra de pan, un café o una caña por cada lavado de coche.

"Ya habíamos regalado lavados gratis en otras ocasiones, pero lo veíamos un poco pasado de moda", explica Segundo. Aprovechando que él conocía una pequeña bodega de confianza en Logroño, decidió pedirles las botellas de vino. "Es delicioso, la gente cada vez lo pide más. Hoy mismo una chica me ha encargado cuatro cajas", comenta.

La iniciativa, además, no solo beneficia al garaje, sino también a otros comercios del barrio. "Me parecía muy egoísta hacerlo nosotros solos", reconoce Segundo, así que llegó a un acuerdo con la charcutería-frutería de enfrente para que ellos proporcionasen las patatas. "Nosotros le damos un ticket que vale por una bolsa de tres kilos de patatas, y cuando van a por ellas acaban animándose a comprar algo más", explica.

La idea funcionó tan bien que han pasado de hacer unos 20 lavados diarios a 40. Visto el éxito, al poco tiempo se unieron la panadería y la cafetería contígua, que aporta los cafés y la cerveza. "Hay clientes que prefieren tomarse una caña. Si vienen varios juntos, se toman más de una, y así el bar también sale ganando", dice Segundo.

El vino es el regalo más apreciado. Ofrecen la variedad de tinto y rosado, y Segundo calcula que habrán regalado ya unas 200 botellas. La etiqueta es marca de la casa, y del diseño se encargó el hijo de la jefa, que está "encantada" con el éxito de la iniciativa de sus trabajadores.

"Antes la gente venía, ahora hay que ir a buscarlos", reflexiona Segundo. "Lo importante es no dejar de luchar".

NOTICIA PATROCINADA