INTERNACIONAL

Ecuador busca apoyo internacional tras conceder el asilo político a Julian Assange

17/08/2012 11:25 CEST | Actualizado 17/08/2012 11:25 CEST
AFP

Ecuador busca que la Comunidad Internacional respalde su decisión de dar asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

En una reunión extraordinaria, la Asamblea Nacional pidió al Ejecutivo de Rafael Correa que inste al Consejo de Seguridad de la ONU a convocar un encuentro "urgente" para evitar que Reino Unido use la fuerza y entre sin autorización en la embajada ecuatoriana en Londres, donde se encuentra recluido Assange. Además, en dicha reunión, la Asamblea acordó rechazar la "amenaza" británica contra Ecuador.

En el texto aprobado se insta a la Comunidad Internacional a "rechazar toda amenaza o uso de la violencia como mecanismo para la resolución de conflictos entre Estados soberanos". En este sentido, pide a Reino Unido que busque "soluciones pacíficas en cualquier tipo de controversia" basándose en los principios de "independencia e igualdad jurídica de los Estados". Por ello, solicita "a todas las instancias parlamentarias internacionales" su "apoyo" a la causa ecuatoriana.

La resolución, aprobada en la Asamblea por 73 de los 80 legisladores presentes en la sesión, convoca a los ecuatorianos a unirse en torno a la defensa de la soberanía nacional y destaca la importancia diplomática de las reuniones de la Alianza Bolivariana para nuestra América (ALBA) y de la Unión Suramericana de Naciones, que se celebrarán este sábado y domingo en Guayaquil (Ecuador).

GARZÓN PIDE UN SALVOCONDUCTO PARA ASSANGE

Por su parte, el exmagistrado de la Audiencia Nacional y actual abogado de Assange, Baltasar Garzón, ha pedido a Reino Unido que otorgue a su cliente un salvoconducto tal y como impone la Convencion del Refugiado.

En declaraciones al diario El País, Garzón ha criticado la actitud del Gobierno británico y ha asegurado que, de no permitirse la marcha de Assange a Ecuador, acudirá a la Corte Internacional de Justicia.

El juez considera que la extradición a Suecia, donde se le investiga por presuntos delitos sexuales, no es más que una excusa para enviarle a Estados Unidos para que sea juzgado por las revelaciones de Wikileaks.

Sin embargo, el ministro de Exteriores británico, William Hague, ha rechazado la aprobación de un salvoconducto para Assange, por lo que si abandona la Embajada ecuatoriana podrá ser detenido.

SUECIA HABLA CON EL EMBAJADOR ECUATORIANO

Tras la decisión de Quito, el Ministerio sueco de Asuntos Exteriores ha mantenido una conversación con el embajador ecuatoriano en Suecia, a quien le han asegurado que su sistema judicial es "independiente". En esta conversación, el Ejecutivo sueco ha rechazado las "acusaciones sin fundamento" realizadas por Ecuador.

Tanto Suecia como Reino Unido se han mostrado abiertamente contrarios a la concesión de asilo político a Assange, algo que consideran "inaceptable".

Julian Assange