POLÍTICA

Rafael Blasco, portavoz del PP y exconseller valenciano de Solidaridad, imputado por desviar fondos

02/10/2012 13:36 CEST | Actualizado 02/12/2012 11:12 CET
EFE

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha imputado al exconsejero de Solidaridad y Ciudadanía y actual portavoz del PP en Les Corts Valencianes, Rafael Blasco, en la causa que investiga la supuesta malversación de fondos públicos para ayudas a la cooperación.

Blasco ha sido citado a declarar en calidad de imputado el próximo 18 de octubre a las diez de la mañana en el TSJCV, según la providencia dictada por la magistrada instructora del caso, María Pía Calderón, hecha pública hoy.

El TSJCV se declaró competente el pasado 5 de septiembre para investigar esta causa, conocida como "caso cooperación", en la que hay 27 personas imputadas y un empresario en prisión, y que se inició en mayo de 2011 tras una denuncia particular por supuestas irregularidades en la concesión de ayudas de la Generalitat a la cooperación internacional.

El sumario de esta causa fue remitido el pasado mes de junio al TJSCV, después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 21 observara indicios de delito en la actuación de Blasco -aforado por su condición de diputado autonómico- durante su etapa como conseller de Solidaridad.

La detención llega tan solo un día después de que el TSJCV imputase a la alcaldesa de Alicante, la popular Sonia Castedo, y a su antecesor, en el marco del caso Brugal.

DIMITE COMO PORTAVOZ, PERO MANTIENE SU ESCAÑO

Según han indicado a EFE fuentes del PP, Blasco, que mantendrá su escaño de diputado, ha recibido la noticia de su imputación judicial con "tranquilidad y absoluta confianza en la justicia", ya que después de 24 meses "por primera vez podrá explicarse" en los tribunales y conocer "de primera mano de qué se le acusa".

Las mismas fuentes han recordado que el pasado mes de junio, cuando se conoció que el juzgado veía indicios para imputarle "hechos de naturaleza delictiva", ofreció su dimisión al president de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, quien entonces no la aceptó, y hoy reitera ese compromiso.