POLÍTICA

La Delegación del Gobierno abre expediente a 50 convocantes de las manifestaciones del 23-O (AUDIO)

24/10/2012 10:39 CEST | Actualizado 23/12/2012 11:12 CET
EFE

La Delegación de Gobierno de Madrid ha abierto varios expedientes administrativos sancionadores a los convocantes de la manifestación de ayer por la tarde en los alrededores del Congreso de los Diputados. La concentración no estaba comunicada por los cauces legales.

Así lo ha explicado la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, en declaraciones a RNE, donde ha explicado que la manifestación se realizó "sin incidentes" pese a que pasada la medianoche hubo alguna "quema de contenedores" pero que fue de manera "aislada".

Según la información difundida posteriormente por su departamento, los sancionados son 50. La multa administrativa que se suele aplicar en estas situaciones ronda los 300 euros, si bien todo queda a expensas del procedimiento sancionador que se inicia ahora.

Cifuentes ha señalado que la concentración era "ilegal" en tanto en cuanto no se había comunicado "como marca preceptivamente la ley" y, "en consecuencia, se aplicará lo que la propia ley establece', es decir, abrir un expediente administrativo sancionador 'a las personas que la convocaron y a los promotores de la misma", esto es, la Coordinadora 25-S.

LA CUESTIÓN ES RACIONALIZAR

La delegada ha explicado que ayer ya se tomaron algunas identificaciones y que la Delegación iniciará por su parte la apertura de los expedientes. 'Las manifestaciones y concentraciones se pueden llevar a cabo con total libertad, porque es un derecho reconocido, pero se tienen que notificar a la Delegación y cumpliendo unos requisitos que establece la ley, cosa que ayer no ocurrió', ha lamentado.

Sobre su idea de 'racionalizar el uso del espacio público' ante la cantidad de manifestaciones que hay en Madrid, Cifuentes ha indicado que es una 'reflexión' compartida por muchos ciudadanos, teniendo en cuenta que la mayoría de las concentraciones coinciden 'en los mismos trayectos' y hay vecinos y comerciantes 'desesperados'.

'Es una situación que se está dando en Madrid y no está dentro de las previsiones del Gobierno modificar la ley', ha señalado, no obstante, la delegada ha indicado que, por ello, actuarán 'con los resortes que se tengan'.