INTERNACIONAL

Colas kilométricas para votar en Florida, cuyo Gobernador rechaza ampliar el plazo de voto anticipado (FOTOS)

05/11/2012 11:25 CET | Actualizado 05/01/2013 11:12 CET
AFP

Florida vuelve a ser el centro de todas las miradas en vísperas de las elecciones en EEUU. Además de ser un estado clave para la elección del presidente, está resultando una pesadilla para los votantes que han querido emitir su voto por anticipado.

El hecho de que el martes sea un día laboral, hace que muchos ciudadanos de EEUU hayan querido ejercer su derecho constitucional de forma anticipada un día que les sea más cómodo votar. Pero este año en Florida han tenido que hacer frente a colas interminables en los centros electorales.

El gobernador republicano Rick Scott, se ha negado a ceder y ampliar el horario de votación anticipada, cuyo plazo concluyó el sábado. "La gente está saliendo a votar. Eso es muy bueno", afirmó Scott.

Sin embargo, muchos de los que salieron a votar de forma anticipada se vieron obligados a esperar hasta cuatro horas para poder hacerlo, según informa The HuffingtonPost, afirmando que hubo casos de gente que tuvo que esperar hasta 9 horas para emitir su voto.

"Traté de votar ayer, pero había muchísima gente y me fui", explica a Efe Carl Pascuzzi, un empresario estadounidense residente en Miami, quien también se quejó de que "esta semana he tenido que dedicar mucho tiempo a leer sobre todo lo que se vota", ya que "preguntan un montón de cosas y el lenguaje en el que lo plantean es muy difícil de entender".

UNA PAPELETA COMPLICADA

Y es que en las papeletas no solo se elige entre Obama y Romney. Hay otros candidatos y también hay que renovar a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y a 33 senadores, además de elegir a cientos de alcaldes y cargos públicos.

Se calcula que a un elector le puede tomar 45 minutos leer y completar la papeleta, lo que explica también las prolongadas filas durante la votación anticipada en muchos de los 67 condados del estado, una situación que puede repetirse el próximo martes en los reñidos comicios presidenciales.

Los estadounidenses participan también en un total de 173 referéndum para poner en marcha leyes que necesitan aprobación ciudadana. En Florida, los electores votarán si acaban con la obligación de la reforma sanitaria de Obama de que todos los estadounidenses tengan seguro medico. Este plebiscito es simbólico, ya que el Tribunal Supremo ya dio su apoyo a esta ley e intentar derogarla a nivel estatal sería delito.

Ante estos problemas, los demócratas han presentado una demanda de urgencia ante un tribunal federal contra el estado de Florida para pedir una ampliación del periodo del voto anticipado en los comicios presidenciales.

"Votar es un derecho fundamental y todos tenemos interés en asegura que todos los estadounidenses tienen oportunidades efectivas de votar", explicaron los demócratas de Florida en un comunicado.

Una de las causas de los problemas en este estado es que el gobierno republicano redujo de ocho a seis los días de votación anticipada, pero el gobernador Scott insiste en que ampliar el plazo solo está pensado para casos de emergencia, como por ejemplo una catástrofe natural.

Hasta el sábado cerca de cuatro millones de votantes de Florida habían ejercido ya este derecho a través del voto anticipado o el voto ausente, en torno al 44 % de los votantes.

Florida es uno de los llamados estados bisagra en los que se deciden las elecciones. Cuenta con 29 votos electorales y según las últimas encuestas la batalla está muy reñida aunque Romney tiene una ligera ventaja con el 49,1% de los votos frente al 47,9 de Obama.