Hay políticos con sentido del humor. Y luego está la primera ministra australiana, Julia Gillard, que se ha dirigido a la nación en un discurso en el que alerta, de broma, sobre el fin del mundo.

En un vídeo grabado por una radio, Gillard promete (en inglés) como si de un discurso real se tratase -pero con una dosis de humor evidente-, que luchará hasta el final por sus compatriotas.

Mis queridos compatriotas australianos todavía vivos, el fin del mundo se acerca, (como) ha predicho el calendario maya. Ya sean zombies devoradores de carne humana, bestias demoníacas del infierno o el triunfo del K-pop (el pop surcoreano) quienes asesten el golpe final, debéis estar convencidos de una cosa: lucharé por vosotros hasta el final. Al menos, esto significará que no tendré que volver a Preguntas y Respuestas (un programa político de televisión en el que los invitados contestan a las preguntas del público). Buena suerte a todos.

El 21 de diciembre se cierra una era del calendario maya, un evento que muchos quieren ver como el fin del mundo.