Huffpost Spain

Breivik denuncia a la policía por torturas en prisión

Publicado: Actualizado:
Print Article
BREIVIK
Gtres

El autor de la matanza de la isla de Utoya, Anders Behring Breivik, ha denunciado que está sufriendo torturas porque está encarcelado en régimen de aislamiento y porque tiene que someterse a registros corporales, según ha informado este jueves su abogado.

La Policía investigará la denuncia por torturas que ha presentado Breivik contra la ministra de Justicia, Grete Faremo, y el director de la prisión de máxima seguridad Ila, Knut Bjarkeid.

"Breivik ha presentado una denuncia por tortura a la Policía", ha explicado a Reuters su abogado, Tord Joret. "Breivik cree que están intentando hacer su situación en prisión insufrible e insoportable para forzarle a suicidarse", ha añadido.

En julio de 2011, Breivik mató a 77 personas en un tiroteo en la isla de Utoya y con un atentado con bomba en el centro de Oslo. Desde entonces, ha permanecido en aislamiento en prisión, en una celda integrada por tres habitaciones: una para dormir, una para estudiar y la tercera para ejercitarse, cada una de ellas de ocho metros cuadrados.

"Breivik dice que ha estado totalmente aislado de otros presos desde hace un año y medio, que está siendo sometido a registros corporales degradantes y que no tiene posibilidad de respirar aire fresco y ni de actividades recreativas", ha asegurado Joret.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Además, ha afirmado que Breivik mantiene que su libertad de expresión no ha sido respetada. "No se le permite discutir sobre ideología con nadie. Quiere explicar lo que hizo y por qué lo hizo y aclarar cualquier malentendido porque siente que está siendo censurado porque cualquier cosa que dice puede interpretarse como incitación a la violencia", ha explicado.

El pasado verano, el director de la prisión de máxima seguridad de Ila explicó en una entrevista concedida a un diario que Breivik no podía tener contacto con otros reclusos por el riesgo de que los tomara como rehenes. "Muchas de las medidas adoptadas con Breivik han sido decididas para impedir la toma de rehenes, que podría ser la única forma que tenga para intentar eludir todas las medidas de seguridad que hemos establecido", afirmó. "Eso hace imposible permitir el contacto con otros reclusos", subrayó.