Huffpost Spain

Italia sigue sin Gobierno: Bersani no consigue pactos y Napolitano tomará la iniciativa

Publicado: Actualizado:

italia sigue sin gobierno

El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, ha asumido personalmente la tarea de formar gobierno en el país tras el fracaso de las negociaciones desarrolladas por Pier Luigi Bersani (en la foto), líder del Partido Democrático.

Napolitano, como jefe del Estado, "adoptará distintas iniciativas que permitan desarrollar el cuadro institucional" italiano en el futuro, ante el incierto panorama político surgido tras las elecciones generales de finales de febrero. La ronda de encuentros comenzará a las 11.00 horas de la mañana con responsables del Partido de la Libertad, del ex primer ministro Silvio Berlusconi.

A la breve comparecencia del secretario general de la Presidencia de la República, Donato Marra, para informar del resultado de la reunión que Bersani y Napolitano mantuvieron en el Palacio del Quirinal de Roma, le sucedió una alocución del propio líder del centroizquierda, que no admitió preguntas.

Bersani, quien cuenta con mayoría absoluta en la Cámara Baja, pero no en el Senado, confirmó que las consultas que ha llevado a cabo desde el pasado sábado no fueron "resolutivas" y aseguró que le explicó a Napolitano las "dificultades derivadas de las negativas o las condiciones" expresadas por algunas formaciones, que no consideró "aceptables".

NI CON GRILLO NI CON BERLUSCONI

Para poder lograr la investidura de su Gobierno en el Senado, Bersani necesitaba el apoyo al menos del Movimiento 5 Estrellas (M5S), del cómico Beppe Grillo, o de la centroderecha liderada por el ex primer ministro Silvio Berlusconi. Grillo rechazó de pleno cualquier tipo de apoyo de investidura por parte de su formación, mientras que Berlusconi propuso un Gobierno de unidad nacional del que ellos también formaran parte, una posibilidad descartada desde el principio por Bersani.

El martes pasado, Bersani rechazó la opción propuesta por el secretario general del Pueblo de la Libertad (PDL), Angelino Alfano, para formar una "gran coalición" entre su partido de centro-derecha y el partido de Bersani, planteando incluso que Alfano fuera el viceprimer ministro de dicho gobierno, algo que descartó el líder del PD, que rechazó que se pueda pasar de la "guerra" a los "abrazos" entre los dos partidos.

Grillo, por su parte, mantiene su promesa electoral de bloquear cualquier intento de Gobierno. Este miércoles estiró aún más las ya de por sí tensas relaciones entre los partidos italianos calificando a los responsables de las principales formaciones de "padres puteros de la política", al tiempo que les pidió que dejen de "dar por el culo" con la "gobernabilidad".