INTERNACIONAL
07/05/2013 12:16 CEST | Actualizado 07/05/2013 12:16 CEST

Amanda Berry: "¡Socorro! ¡He sido secuestrada, llevo desaparecida 10 años y ya estoy libre!" (VÍDEO, FOTOS)

"¡Socorro! ¡Soy Amanda Berry!. He sido secuestrada, llevo desaparecida diez años y estoy aquí, ya estoy libre!". Es la desesperada llamada de socorro de una de las tres mujeres que fueron secuestradas hace una década y que han reaparecido con vida en el estado de Cleveland.

La Policía fue alertada sobre el paradero de las mujeres por una frenética llamada de emergencia de una de ellas, Amanda Berry, quien acababa de ser liberada de la casa por un vecino que había oído gritos y había acudido para ayudarla.

En su llamada, la mujer dio detalles sobre su secuestrador y aseguró que se encontraba "fuera de la casa", por lo que pidió a los agentes que actuaran rápidamente. También explicó que era consciente de que su desaparición había tenido mucho impacto mediático.

El vecino que la liberó, Charles Ramsey, declaró a la CNN que, cuando llegó al lugar, Berry parecía desesperada por intentar salir por la puerta, que no había conseguido abrir del todo. "Vi a la chica volviéndose loca por intentar salir", explicó. "Entonces me di cuenta por la llamada al 911 de que era Amanda Berry. Yo creía que esta chica había muerto", añadió Ramsey. Berry salió de la casa acompañada por "una niña pequeña", agregó. La niña es hija de una de las secuestradas, que tuvo durante su cautiverio.

Las dos mujeres que aperecieron con Berry han sido identificadas por las autoridades como Gina DeJesus, de 23 años, desaparecida en 2004 con solo 14 años, y Michelle Knight, que tenía entre 18 y 20 años cuando desapareció en 2002 y cuyo caso no atrajo la misma atención de los medios locales que el de sus dos compañeras de cautiverio. Las tres residían en la misma zona del oeste de Cleveland en que finalmente han sido localizadas.

LOS SECUESTRADORES

Los sospechosos, tres hermanos de 50, 52 y 54 años, han sido detenidos gracias a las informaciones aportadas por las tres mujeres, según ha informado el subjefe de la Policía de Cleveland, Ed Tomba. Uno de los detenidos ya había sido identificado previamente como Ariel Castro, de 52 años, conductor de un autobús escolar de Cleveland.

El tío de los sospechosos, Caesar Castro, propietario de una tienda de comestibles situada en la misma calle, ha asegurado que Ariel Castro que los miembros de su familia y de la familia de DeJesus habían "crecido juntos".

"Todo el mundo está impresionado", ha declarado el tío de los detenidos. Ariel Castro, ha añadido, era un "buen chico" y un músico que tocaba el bajo. La Policía ha informado de que uno de los detenidos era el dueño de la vivienda en que aparecieron las mujeres y los otros dos residían en la misma zona.

ESPACIO ECO