TENDENCIAS
13/05/2013 13:23 CEST | Actualizado 13/05/2013 13:23 CEST

Richard Branson: de azafata por culpa de una apuesta (VÍDEO, FOTOS)

Richard Branson pasó este domingo de ser el dueño de la compañía británica Virgin a una azafata de Air Asia. El empresario se puso pestañas postizas, se maquilló, se depiló, se embutió en un vestido rojo y se subió a los tacones en un vuelo entre Perth y Kuala Lumpur de su rival asiática tras perder una apuesta con su propietario.

Los dos empresarios apostaron con sus propios equipos de Formula1, el Virgin Racing y el Lotus Racing, respectivamente. El equipo que mejores resultados obtuviera en la competición de 2010 sería el ganador. Los dos equipos completaron la temporada con cero puntos, pero el de Air Asia X se colocó por delante del Virgin Racing de Branson tras conseguir mejores puestos en las carreras.

Sin embargo, esta apuesta no sólo ha servido para sacar los colores de Branson y divertir a los viajeros. La compañía aérea ha donado 100 dólares australianos (76,9 euros) por cada asiento que vendió para este vuelo a la Fundación de Niños Starlight en Australia, y el 10% de todas las ventas a bordo.

ESPACIO ECO