POLÍTICA
19/05/2013 15:42 CEST | Actualizado 19/05/2013 20:02 CEST

El PP asegura que "el modelo educativo socialista y nacionalista ha estado más pendiente del adoctrinamiento"

Más de dos días después de que el Consejo de Ministros aprobase el anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), la séptima ley educativa 37 años de democracia, la polémica está muy lejos de terminar. Al contrario, en estos días los partidos políticos han mostrado su total rechazo a la reforma mientras que el PP ha defendido el nuevo modelo y ha criticado los anteriores.

Uno de los aspectos más polémicos de la nueva ley es que la religión será evaluable y la nota contará para la media del curso "a todos los efectos". Por eso, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha denunciado que la religión será tan importante como la biología.

En su cuenta de Facebook, Valenciano ha criticado que los niños y adolescentes reciben este mensaje del ministro de Educación, José Ignacio Wert, al tiempo que ha lamentado que los investigadores "se ven obligados" a emigrar por "falta de apoyo" tanto público como privado.

LA REFORMA, EN 8 CLAVES

A su juicio, los estudiantes reciben además del Ministerio un mensaje "subliminal" con la nueva reforma educativa: "si quieres subir la media general, haz Religión que nunca te darán menos de un 9 y mejorarás tu media. Sobre todo ¡si quieres una beca!", ha señalado Valenciano. "Wert siempre a favor de nuestros estudiantes. ¿De qué se quejan?", ha concluido Valenciano.

En ese mismo sentido ha apuntado el coordinador general de IU, Cayo Lara, quien ha lamentado que Wert "parece que equipara con los mismos puntos saberse el Ave María y conocer álgebra o la historia de la evolución de la especie humana" con la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), una "contrarreforma" que "retrotrae al tiempo del nacionalcatolicismo".

Así se ha manifestado el dirigente antes de participar en la clausura de la XI Asamblea de EUPV celebrada en l'Eliana (Valencia), donde ha acusado al ministro de "defender lo indefendible" poniendo "una pila de agua bendita en las puertas de los colegios y dentro de ellos" para "adoctrinar" a los alumnos con el apoyo de "la jerarquía más retrógrada religiosa".

LOS NACIONALISTAS, EN CONTRA

Al mismo tiempo, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha rechazado la reforma al considerar que supone un "retroceso" para Euskadi e invade las competencias que le reserva el Estatuto autonómico.

"Lo que nos proponen no sirve en Euskadi porque no solo invade competencias, sino que es una ley que pretende atajar un problema que no existe en el sistema educativo vasco", ha dicho Urkullu en referencia a que el índice de fracaso escolar en el País Vasco supone la mitad que la media española.

Para el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la reforma educativa y otras "agresiones" promovidas, a su juicio, por el Gobierno, están generando entre los catalanes una "cierta desconexión emocional" con España. Mas ha afirmado que el proyecto de reforma de Wert persigue "españolizar a los niños en las aulas de las escuelas catalanas".

El presidente del Govern ha dicho que en Cataluña, tanto entre los que hablan catalán como castellano, "hay una unidad muy grande" para defender lo que consideran básico y fundamental.

"Que no se equivoquen, la lengua catalana es patrimonio de todos y cada uno de los catalanes y de las catalanas, de 7,5 millones de personas, y todos la defenderemos, los que llevamos apellidos catalanes y los que llevan apellidos que no son de Cataluña", ha remarcado.

EL PP SE DEFIENDE Y ATACA

Ante la avalancha de críticas, el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha recordado que "desde el PP" están "abiertos al debate y al diálogo". Además, ha asegurado que los 'populares' abogan por "el cambio para que los jóvenes españoles sean más fácilmente empleables y para que el nuevo sistema educativo sirva para fomentar el trabajo, el talento y el esfuerzo".

Con todo, Hernando ha señalado que los modelos educativos socialista y nacionalista "han estado más pendientes de la ideología y del adoctrinamiento que de la formación de calidad". A su juicio, "estas cosas son las que luego se pagan en las evaluaciones internacionales".

El dirigente 'popular' ha declarado, en una rueda de prensa en la sede del partido en Madrid, que con la LOMCE el PP quiere "defender la libertad de la educación en toda España, y también en Cataluña" y que "la ideología no sea lo que prime en las escuelas".

WERT: "ES IMPRESCINDIBLE"

Mientras, el ministro Wert, ha asegurado que ley es "una reforma imprescindible para evitar un paro elevado" en el futuro.

En una entrevista en ABC, ha defendido la reforma del Gobierno y ha urgido a su puesta en marcha: "Un país que se acostumbra a un abandono escolar temprano del 25% está proyectando una tasa de paro elevada por falta de capacidad de su población durante mucho tiempo, y a eso hay que ponerle remedio cuanto antes", ha apuntado.

El ministro ha justificado la puesta en marcha de esta ley recordando que la educación "no hay por qué considerarla irreformable". "Una sociedad que se conforma con estas tasas de retorno del sistema educativo se condena a la mediocridad", ha afirmado.

Respecto a la asignatura de religión, apunta a que Educación "estrictamente está cumpliendo" con los compromisos internacionales adoptados en el tratado con la Santa Sede de 1979. Además, ha recordado que "la inmensa mayoría" de los Estados de la Unión Europea (UE) también contemplan la oferta obligatoria de esta asignatura.

ESPACIO ECO