INTERNACIONAL

El cuerpo del alpinista Juanjo Garra permanecerá en la montaña donde murió

27/05/2013 17:42 CEST | Actualizado 27/05/2013 17:42 CEST
Juanjo Garra

El cuerpo del alpinista leridano Juanjo Garra, que ha fallecido en la cima del monte Dhaulagiri, permanecerá en la montaña donde murió, a casi 8.000 metros de altura.

Sus familiares han decidido no recuperar el cuerpo "para no poner más vidas en peligro" al complicarse su rescate. Así lo han explicado a Efe el portavoz de la familia, Miquel Àngel Corts, quien ha explicado que intentar bajar el cuerpo desde donde se encuentra, a casi 8.000 metros de altura en el Himalaya, sería poner a otras personas en riesgo, por lo que han decidido dejarlo donde está.

"El Juanjo se quedará donde quería estar, en el cielo", ha zanjado Corts. El portavoz ha indicado que Garra ha fallecido porque llevaba tres días sin agua, comida y oxígeno, y que los sherpas, que a media tarde de este domingo consiguieron llegar hasta él, intentaron socorrerlo, pero vieron que ya no respondía.

"Dejando aparte la noche del ascenso, el Juanjo ha pasado tres noches sin agua, sin comida y con poco oxígeno, a menos 23 grados de temperatura, y no lo ha podido soportar", ha señalado. Asimismo, ha comentado que la familia está muy afectada por la muerte del alpinista, de 50 años de edad, que deja mujer y una hija de 11 años, y que no se esperaban este fatal desenlace.

"Sabíamos que una herida a esa altitud es muy peligrosa, por eso hicimos todo lo posible para llegar hasta él, pero no se ha podido llegar a tiempo", ha concluido.

Garra coronó el jueves el Dhaulagiri, su novena conquista en una cima superior a los 8.000 metros, pero un resbalón de un sherpa le hizo caer y se rompió el tobillo, lo retuvo en altura y provocó que la montaña se quedara "para siempre con la compañía de quien tanto la quería", según explicaron sus familiares en el blog del alpinista.