POLÍTICA

Wert: "Me incomoda cuando dicen que esta ley va contra la escuela pública"

27/05/2013 08:40 CEST | Actualizado 26/07/2013 11:12 CEST
EFE

Al ministro de Educación, José Ignacio Wert, le "incomoda" y le "irrita" que se diga que la reforma de la ley de Educación "va en contra de la enseñanza pública". "Invito a debatir en qué medida se atacan los fundamentos de la escuela pública", ha aseverado en una entrevista concedida a la Cadena SER.

En ella, Wert ha defendido esta legislación porque "mejora la eficiencia del sistema", la inclusión de la asignatura de Religión como materia computable y que exista "competitividad" entre la educación pública y la concertada.

El ministro cree que, respecto a la Religión, "se crea mucha más polémica de la importancia que tiene" y que cursarla "es una decisión voluntaria, no obligatoria". Wert reconoce que contará para la media pero lo justifica diciendo que "mucho menos que las troncales" pero sólo "para aquellos que quieran que cuente".

Wert niega, además, que se haya "plegado a las demandas" de la Conferencia Episcopal y que simplemente ha "recogido" sus peticiones como las de "toda persona que se ha acercado".

REVÁLIDAS

Wert espera que con la Lomce, se mejore la tasa de abandono escolar temprano, que "se proyecta en el futuro y lo dificulta". Para ello, asegura, se han modificado "los itinerarios formativos" con la inserción de reválidas, que Wert prefiere llamar "evaluaciones al final de las etapas". "No son test de conocimientos, sino de adquisición de competencias".

El ministro explica que "la tasa de repetición es carísima", que supone un "coste adicional de 2.500 millones de euros" y que con las evaluaciones se desarrolla "una detección precoz de las debilidades que empieza en la primaria". "Lo hacemos por motivos de eficiencia del sistema", responde cuando se le pregunta si es para reducir gastos.

Sobre la oposición casi generalizada de la comunidad educativa a su reforma, Wert cree que los docentes están influídos "por la consideración de sus intereses" y que, pese a que éstos son "legítimos", la ley "tiene que atender al interés general". Además, niega que la comunidad educativa pierda poder de decisión con la nueva ley.

También ha defendido la enseñanza concertada como "una de las fortalezas del sistema" que "ha funcionado bien con el PSOE" y que hay "herramientas para que mejoren las dos". Wert cree positivo que se dé "un cierto nivel de competitividad, de estímulo recíproco".

OFRECIDO POR NISSAN