NOTICIAS

Julian Assange cumple un año en la embajada de Ecuador en Londres sin esperanzas de poder salir

19/06/2013 07:23 CEST | Actualizado 07/08/2013 10:53 CEST
EFE

Hace un año, Julian Assange pidió asilo político a Ecuador y se refugió en su embajada en Londres. Tras 365 días, el fundador de Wikileaks sigue exactamente en el mismo sitio. No lo ha abandonado en ningún momento bajo amenaza de detención y extradición a Suecia, donde le aguarda un caso de abuso sexual que él considera una farsa.

Su situación física y anímica se ha resentido, según él mismo y los que le rodean, y todas las hipótesis sobre su salida del país rumbo a Ecuador, país que le ha concedido el asilo político, han sido por el momento descartadas. Desde esconderlo en una maleta que cruzase el Atlántico por canales diplomáticos hasta presentarlo a las elecciones del Senado de Australia, que podrían garantizarle inmunidad diplomática. Hace unos meses, Assange describía su situación. "Es como vivir en una estación espacial. Estoy en confinamiento solitario pero no es comparable con las dificultades de una prisión", reconocía.

TAMBIÉN EN 'EL HUFFPOST'

Un año después, ¿está Assange más cerca de poder pisar la calle? No. A pesar del anuncio de conversaciones diplomáticas entre Ecuador y Reino Unido, país donde el ciberactivista residió hasta buscar auxilio en Ecuador, las posiciones siguen muy distanciadas.

Tras una reunión de los ministros de Exteriores de ambos países, el Foreign Office británico aseguró en un frío comunicado que tras un año y esa reunión "no se han hecho progresos sustantivos" y que cualquier solución debe respetar la ley del país, que exige entregar a Suecia a Assange nada más ponga un pie fuera de la embajada.

Por su parte, el Gobierno de Rafael Correa, un firme defensor del valor de las revelaciones de Wikileaks y amigo de Assange, asegura que ni él ni el activista van a ceder. Assange "ha dicho que se siente con fuerzas para estar en nuestra embajada hasta cinco años si no se le concede un paso seguro" a Ecuador, aseguró Ricardo Patiño, el titular de Exteriores, tras entrevistarse con él. "Para nosotros es una cuestión de principios en vez de paciencia y por supuesto si tienes principios fuertes debes tener la suficiente paciencia", añadió el ministro.

Assange, de 41 años, llevaba en Reino Unido desde 2010, país donde entró en contacto con el rotativo The Guardian y otros, como El País, que publicaron informaciones sobre el funcionamiento de la diplomacia estadounidense y revelaciones esclarecedoras acerca de la guerra de Irak o lo que piensan realmente los responsables de EEUU sobre dirigentes internacionales.

ASSANGE, AVISO A NAVEGANTES

Assange se convirtió muy pronto en un icono por su carácter, sus revelaciones y el uso que hizo de internet, según él al servicio de la transparencia y la rendición de cuentas por parte de los poderosos. Wikileaks, una web fundada en 2006, pasó a ser en un lugar en el que los que poseían información sensible, secreta pero posiblemente útil para muchos ciudadanos, traspasaba las barreras de la opacidad oficial. En palabras de Baltasar Garzón, abogado de Assange, su único delito es "ejercer el derecho a la información".

Series de televisión (como Damages, o Daños y prejuicios) crearon tramas inspiradas en él y directores como Bill Condon se pusieron a trabajar en películas biográficas. La siguiente imagen es un anticipo de la cinta en la que Benedict Cumberbatch (Sherlock, Star Trek: En la oscuridad), encarna a Assange y Daniel Brühl a Daniel Domscheit-Berg, mano derecha de Assange y portavoz de WikiLeaks.

como sera assange en el cine

Sin embargo, desde el soldado que facilitó la mayor filtración de la web, Bradley Manning, hasta otros activistas y el propio Assange han sido perseguidos. Manning, que denuncia haber sido maltratado, recibe un trato militar y es enjuiciado por revelar los secretos del poder de EEUU.

En ese sentido, la experiencia de Assange ha servido tanto como un prececente como un aviso a navegantes. Edward Snowden, el exanalista que reveló hace tan solo unos días cómo EEUU espiaba las comunicaciones telefónicas y a través de redes sociales, salió del país en el momento de hacer pública su información. Ecuador y otros países están dispuestos a acogerlo, pero en Washington se preparan para darle caza.

EL AÑO DE ASSANGE:

Estos son los acontecimientos más importantes de la vida en cautiverio de Assange: