INTERNACIONAL
01/10/2012 18:15 CEST | Actualizado 01/10/2012 18:15 CEST

La vida de Julian Assange refugiado en la embajada, "como en una estación espacial"

Gtres

Tras 104 días confinado en la embajada de Ecuador en Londres, Julian Assange, ha reconocido que su salud se ha visto deteriorada y que habitar una estrecha habitación de la sede diplomática es “como vivir en una estación espacial”. Los detalles sobre su estancia y algunas imágenes sobre su residencia en la embajada han sido desveladas por el diario británico The Daily Mail.

En la fotografías, el fundador de Wikileaks aparece delgado y vistiendo una camisa tradicional de Ecuador dentro de una oficina con varias estanterías, una mesa de reuniones, una cinta para andar y varias sillas. En el apartamento situado en el barrio de Knightsbridge cuenta con una pequeña cocina, un colchón individual en el suelo y lámparas de rayos UV para compensar su falta de exposición al sol. "Es como vivir en una estación espacial. Estoy en confinamiento solitario pero no es comparable con las dificultades de una prisión", ha dicho.

Assange, que obtuvo asilo diplomático en Ecuador en agosto para evitar su extradición a Suecia donde es acusado de delitos sexuales, tiene una rutina de 17 horas al día en las que trabaja en la web de Wikileaks. “Tengo control total dentro de un espacio pequeño y me permite hacer lo más importante que es proteger mi trabajo de ataques”, ha expresado al Daily Mail.

En la embajada Assange se ha acostumbrado a escuchar a los funcionarios ecuatorianos hablar en español y tiene siempre un diccionario inglés-español a mano. Además, en algunas ocasiones, comparte la mesa con ellos y come platos típicos del país sudamericano como el ceviche.

Cuando no está reunido con su defensa o trabajando en Wikileaks, Assange pasa las horas viendo series como El ala oeste de la Casa Blanca y La dimensión desconocida o películas como Los Idus de Marzo.

Para cuidar su salud, el fundador de Wikileaks hace ejercicio con un entrenador personal, un exmilitar británico, y corre entre 5 y 8 kilómetros al día. Consume alimentos frescos y toma pastillas con vitamina D para compensar la falta de exposición al sol. Sin embargo, ha señalado que su salud se ha visto deteriorada con el paso del tiempo, incluyendo una tos que asegura se ha intensificado.

Durante la entrevista con The Daily Mail, Assange ha reconocido que lo que más lamenta de su confinamiento en la embajada de Ecuador en Londres es la pérdida de sus relaciones personales, como la que mantenía con sus hijos a quienes no ha visto desde que fue arrestado en Reino Unido hace dos años. "Tomé riesgos, si por creer en ideas políticas hay que pagar un precio eso está bien. Pero mis familiares, ellos no deben pagarlo, sobretodo mis hijos", ha señalado el fundador de Wikileaks.

EL HUFFPOST PARA VODAFONE