TENDENCIAS

Rapa das Bestas 2013: 21 imágenes impresionantes del centenario rito (FOTOS)

07/07/2013 15:46 CEST | Actualizado 07/07/2013 15:51 CEST

Unas 1.500 personas presenciaron este domingo el arranque de la tradicional Rapa das Bestas en la localidad pontevedresa de Sabucedo, en el Ayuntamiento de A Estrada.

La Rapa das Bestas es una de las cinco a festividades gallegas declaradas de interés internacional por la Unesco. El centenario rito de la Rapa das Bestas consiste en marcar y rapar las crines de caballos que viven libres en el monte sin utilizar cuerdas, palos ni instrumentos para reducir al animal.

Es un proceso de higiene que comienza separando a los potros de los ejemplares adultos. En esta primera fase participan los niños, mientras el público -los adultos pagan 10 euros por presenciar la sesión- aplaude.

"La rapa es básicamente amor, cariño y respeto por los animales", dice el locutor, antes de que comience la verdadera faena. Un grupo de cuatro personas, veinteañeros un par ellos y algo más talludos los otros dos, se abalanzan sobre el primer caballo. Lo separan del grupo, dos agarrándolo de la cabeza y uno del rabo. El animal puede caer o no al suelo, pero queda inmovilizado; es entonces cuando el cuarto hombre saca las tijeras y corta la melena. Aplausos y vítores.

El proceso se repite durante en una hora y es arriesgado. Un mal cálculo en el salto puede provocar una caída dolorosa, por no hablar de las coces inoportunas.

La rapa engancha y atrae cada vez a más gente. El curro de esta tarde termina conforme se va poniendo el sol. En el camino de vuelta, los paseantes han de sortear las bostas. El domingo, más.