POLÍTICA

El PP defiende al cargo que se fotografió con una bandera nazi

05/08/2013 16:22 CEST | Actualizado 05/08/2013 17:42 CEST

El Partido Popular de Valencia ha hecho bueno el dicho de "pelillos a la mar".

El secretario general del PPCV, Serafín Castellano, ha aceptado las disculpas ofrecidas por el secretario de Deportes de la ejecutiva del PP de Xàtiva (Valencia), Jorge Roca, después de que se publicase una foto en la que se le veía al lado de una bandera nazi junto a varias personas haciendo el saludo de los seguidores de Hitler.

Después de que la foto comenzase a circular con profusión por las redes sociales, Roca escribió un mensaje en su cuenta de Twitter en el pedía disculpas a todos los que se hubieran podido sentir ofendidos.

Ante la noticia publicada hoy, día 2 de Agosto, en el diario Levante-EMV, quiero pedir disculpas a aquellos que se hayan podido sentir ofendidos y puntualizar que, en el momento de realizar la foto, no era sabedor de que la bandera estaba pintada, puesto que estoy situado detrás y a un lateral de ella. A su vez, también quiero dejar claro que no pertenezco a ningún tipo de grupo ultra ni nada que se le asemeje.

Dicho esto, destacar que mi intención no era otra que la de disfrutar de un día de deporte jugando a fútbol.

Una vez más, disculpen las molestias.

"Ya ha pedido disculpas después de hacer algo que no fue correcto", le ha justificado este lunes el secretario general del PPCV. Ante la posibilidad de abrirle un expediente informativo, Castellano ha apuntado que correspondería al Comité de Derechos y Garantías del PPCV. "No tengo ninguna noticia al respecto", ha abundado.

"En este sentido creo que la mejor forma de convivir y de hacer las cosas es que se cumpla con las banderas que toquen en base a la Constitución. Todo lo que no sea así, no son actuaciones correctas", ha concluido.

El propio consejero de Gobernación y Justicia y secretario general del PPCV está inmerso en otra polémica después de que se fuera de cacería con un empresario al que habría adjudicado un contrato de 22 millones.