INTERNACIONAL

La bolsa de Egipto, al margen de la violencia: 1000 muertos y mes y medio después, sube un 12%

20/08/2013 10:17 CEST | Actualizado 19/10/2013 11:12 CEST

Los mercados financieros, habitualmente utilizados para medir la fortaleza económica de un país, no se inmutan por la situación crítica de Egipto, que tiene en vilo a todo el mundo y ya ha dejado alrededor de 1.000 muertos.

Desde el 30 de junio, cuando comenzaron las protestas masivas que derrocaron al primer ministro Mohamed Mursi, el principal índice del país ha subido un 12%, según informa Bloomberg.

Además, el coste de la refinanciación del Estado egipcio (su prima de riesgo) ha caído ligeramente, "un signo de que los inversores internacionales no han entrado en pánico y pedido mayores intereses" por apostar por la economía local, según destaca la agencia de noticias. El interés de los bonos a un año vista es hoy del 12,9%, frente al 14,9% de junio.

La situación económica de Egipto, sin embargo, es crítica. En enero, la UE ofreció 5.000 millones al Ejecutivo, entonces liderado por los Hermanos Musulmanes, para apoyar la transición del país a la democracia. El país ha recibido apoyo de países de la zona e instituciones internacionales, y Arabia Saudí se ha ofrecido a conceder otro crédito.

Según la agencia de noticias económicas, las bolsas de valores suelen caer ante inestabilidad de tal calibre, pero según analistas consultados, los inversores confían en que el Gobierno sea capaz de mantener el Canal de Suez abierto. Por allí, uno de los puntos clave del comercio global. Si la violencia continúa, el medio plazo podría tumbar la bolsa.