POLÍTICA

El Gobierno endurecerá los castigos para ataques como el de Blanquerna

13/09/2013 15:16 CEST | Actualizado 13/09/2013 15:16 CEST

El Gobierno ha condenado sin paliativos el ataque del pasado miércoles, Diada de Cataluña, al centro cultural Blanquerna, cuando el delegado de la Generalitat en Madrid, Josep María Bosch, pronunciaba un discurso.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha felicitado de la condena unánime por parte de todos los grupos políticos porque, a su juicio, “es una pauta importante y debe suponer un comportamiento general ante cualquier tipo de ataque violento”, sin importar el color político. “Hay que ser firmes en la condena, los hechos no son admisibles”, ha agregado.

Doce personas han sido detenidas por los hechos, que se produjeron cuando una quincena de ultraderechistas irrumpió en el centro cultural para boicotear el acto y lanzaron algún tipo de gas lacrimógeno. Profiriendo gritos de 'Cataluña es España', mantuvieron un forcejeo con el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre y con un cámara de televisión; cinco personas resultaron heridas leves, entre ellas una niña de cinco años.

Sáenz de Santamaría ha avanzado que el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, comparecerá en el Congreso para informar de los sucesos y ha recordado que la reforma del Código Penal que prepara el Ejecutivo “se reforzará” la incitación al odio como delito y dotará “de los mecanismos mucho más eficaces” ante es tipo de situaciones.

ILEGALIZACIÓN DE ALIANZA NACIONAL

Izquierda Unida ha pedido por escrito al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que inicie el procedimiento para ilegalizar Alianza Nacional, formación a la que pertenecen algunos de los detenidos por el ataque. De forma paralela, IU ha registrado una proposición no de ley para que se declaren ilegales los partidos políticos de extrema derecha "y su consecuente disolución".

El expresidente del Congreso de los Diputados José Bono ha afirmado por su lado que hay que poner la "lupa" encima de los "fachas" e intentar que tengan "muy poquita" capacidad de actuación. "Como lamentablemente existen ladrones, existen asesinos, existen fachas, hay que tener encima la lupa porque no debemos olvidar de donde venimos e intentar que estos grupos fascistas tengan muy poquita capacidad de actuación", ha indicado en declaraciones a la Cadena Cuatro .