POLÍTICA

Rajoy contestará a la carta de Artur Mas "en las próximas 48 horas"

13/09/2013 14:52 CEST | Actualizado 13/11/2013 11:12 CET
Gtres

Mes y medio después de recibir la carta de Artur Mas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido responder. Y lo hará de forma "inminente" para decirle que el limite a las aspiraciones independendistas de Cataluña está en la Constitución.

En la misiva enviada a finales de julio, Mas hablaba a Rajoy de la consulta soberanista que planea poner en marcha en 2014. El texto le invitaba a abordar "el diálogo y la negociación que permitan de forma pactada la celebración de una consulta" en el "plazo más breve posible", ya que, según argumenta, existen "vías legales" para llevarla a cabo tal y como recoge el informe elaborado por el Consejo Asesor para la Transición Nacional.

Artur Mas se sentó a esperar una respuesta. Pero Rajoy tuvo entonces que centrarse en otros temas veraniegos. Antes de irse de vacaciones, le esperaba un pleno en el Congreso sobre el 'caso Bárcenas'.

Pasó el verano y los políticos volvieron a sus labores. La carta de Mas seguía sin ser contestada.

Sin embargo, el presidente autonómico y Rajoy no han dejado de tener contacto. La pasada semana trascendía que ambos se han estado reuniendo en secreto para abordar la cuestión catalana.

Tras esas reuniones y la celebración de la Diada, con la masiva participación ciudadana en la Via Catalana para reclamar un referéndum sobre la independencia, parece que Rajoy está preparado para enviar una carta de vuelta.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha avanzado en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de ministros que la respuesta a la carta de Mas será "inminente" y ha dado un plazo de "48 horas" para que se conozca su contenido.

NO CABE EN LA CONSTITUCIÓN

Sobre la postura del Gobierno tras la manifestación masiva de la Diada, Santamaría ha defendido un clima de "lealtad y diálogo" en que el límite "es claro": el marco constitucional.

La vicepresidenta ha recordado los recursos presentados ante el Constitucional y las sentencias que consideran no ajustada a derecho una consulta soberanista como la planteada en Cataluña.

"De ese margen no vamos a salir", ha señalado, añadiendo que "la posición es de absoluta sensibilidad pero también de fortaleza" ante las peticiones soberanistas.