INTERNACIONAL

El 'espejo escocés': los movimientos separatistas de todo el mundo miran a Edimburgo

23/09/2013 22:14 CEST | Actualizado 23/09/2013 22:14 CEST
GETTY

Barcelona mira a Edimburgo. Falta menos de un año para que los escoceses celebren un referéndum para pronunciarse sobre su futuro. La fecha: el 18 de septiembre de 2014.

En Cataluña, la referencia a Escocia es continua por parte de los partidos que apuesta por la soberanía. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha quejado de que, a diferencia de lo que ocurre en Canadá con Quebec o en el Reino Unido con esta región, el Gobierno central niega a los catalanes el "derecho civil básico" del referéndum.

Una consulta de este tipo en Cataluña sólo podría celebrarse si tiene luz verde de La Moncloa. El Gobierno de Mariano Rajoy está en contra de este referéndum y, de llegar a convocarse unilateralmente, podría detenerlo mediante la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional. En cambio, el primer ministro británico, David Cameron, ha pactado la consulta.

Pero, además de en Cataluña, en otras partes del mundo, con movimientos independentistas, se sigue también muy de cerca el proceso escocés. ¿Qué fuerza tienen los movimientos independentistas?

Incluso dentro del Reino Unido, otras regiones también se miran en el espejo escocés. Según explica Jessica Elgot en la versión británica de El Huffington Post, Escocia no es la única zona con un fuerte movimiento separatista. El primer ministro de Gales, Carwyn Jones, dijo la semana pasada que ve la consulta escocesa como una oportunidad para poder negociar más competencias para su propia región.

Aunque no sean tan conocidos, también existen movimientos por la independencia de Cornualles y de Yorkshire.

EL CASO DE QUEBEC

Los canadienses están observando el movimiento de independencia de Escocia con cierto escepticismo. Han vivido ya dos referendos en el francófono Quebec (en 1980 y 1995). El partido separatista regresó al poder en septiembre de 2012, con un gobierno en minoría , y el apoyo a la independencia no está en su mejor momento.

"Ahora el apoyo al separatismo parece estar en un punto bajo", dice Patrick White, de Le Huffington Post Quebec. "La independencia sólo tiene el apoyo del 40% según las últimas encuestas, y el Partido Quebequés (defensor de la separación) está perdiendo terreno frente al federalista Partido Liberal. La cuestión ha estado en un segundo plano desde el referéndum de 1995", apostilla.

Más del 80% de la población de Quebec habla francés, pero hay una fuerte comunidad de habla inglesa en Montreal y, además, la inmigración crea una afluencia de cerca de 50.000 personas al año. Según el censo más reciente, el 7,7% dice que el inglés es su lengua materna.

En Escocia, el porcentaje en el año 2001 de los ingleses que vivían al norte de la frontera era casi idéntica, alrededor del 8% de la población.

Una reciente encuesta desvela que si se celebraran unas elecciones en esta región, el Partido Quebequés (PQ) probablemente sería derrotado por los liberales. Sin embargo, no se espera la convocatoria de elecciones territoriales hasta la próxima primavera.

Las encuestas de opinión muestran que los habitantes de Quebec, como los escoceses, se preocupan sobre todo por la economía y el coste de vida. Otro tema controvertido es un plan por el PQ para prohibir todos los signos religiosos visibles en la administración pública, incluidos los hospitales, guarderías y escuelas. Esto significaría que los funcionarios no podrían usar vestimenta religiosa (como un turbante o el hiyab) durante el trabajo, un tema que divide profundamente a los inmigrantes.

¿QUÉ ES PADANIA?

En Italia también han vivido episodios de corte independentista en los últimos años. La Liga Norte, partido secesionista y que fue socio de Gobierno de Silvio Berlusconi, promovió la creación del Estado de Padania, que incluiría a las prósperas ciudades de Milán, Venecia y Florencia. En esta zona, como pasa también en Cataluña, sienten que aportan más a las arcas públicas de lo que reciben.

Además, han surgido otros movimientos separatistas en Tirol del Sur y Véneto. Una encuesta de SWG en 2010 señalaba que el 61% de los habitantes del norte apoyaba la independencia y un 80% daba su respaldo a una reforma federal al menos, pero solo el 42% de los italianos lo consideraba un proyecto realista.

LA SITUACIÓN DEL SÁHARA OCCIDENTAL

"No vamos a ceder una pulgada de nuestro querido Sáhara, ni un grano de su arena". Con estas palabras, el rey Mohamed VI de Marruecos no deja lugar a dudas sobre su postura acerca del futuro del Sáhara Occidental.

Pero, el Frente Polisario -un movimiento separatista exiliado en el campamento de refugiados de Tinduf (Argelia)- ha rechazando esta afirmación durante casi 40 años, según recuerda Sandro Lutyens, de HuffPost Mahgreb. "La situación permanece en punto muerto", señala.

"A menudo olvidado, el destino del Sáhara Occidental se encuentra dentro de un círculo vicioso", agrega, a la vez que augura que la solución "solo puede venir" de la voluntad de Marruecos y también de Argelia, mientras tanto los saharauis siguen de luto por "su amado Sáhara".

EL ESTADO DE JEFFERSON

Al norte de California, el pequeño condado Siskiyou es conocido por su belleza natural, su imponente cordillera y su vinculación histórica a la fiebre del oro. Pero también aspira a convertirse en el estado número 51 de EEUU, bajo el nombre de Jefferson.

Profundamente republicano, el condado quiere independizarse de su estado madre, la demócrata California, y pretende que se unan a su causa otras regiones de esta zona y de la limítrofe Oregón. El órgano de gobierno de este condado ha votado a favor de la independencia, pero de nada sirve sin la aprobación del Estado y del Congreso norteamericano. Es el ejemplo de que también existen movimientos independentistas dentro de Estados Unidos.

Escocia decidirá sobre su futuro dentro de un año. Edimburgo es el espejo de muchas zonas en el mundo. ¿Y si dicen 'no'?