ECONOMÍA

El Gobierno promete una "bajada selectiva de impuestos" en 2014

27/09/2013 14:41 CEST | Actualizado 27/09/2013 15:26 CEST

El Gobierno tiene marcado a fuego el cambio de discurso sobre la economía española. Tras el golpe bajo que supuso la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado abril, cuando se reconoció que el Ejecutivo agotaría la Legislatura sin crear empleo, se ha dado un giro de 180 grados a ese pesimismo. Ahora el futuro pinta de color brote verde.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristobal Montoro, ha esbozado las líneas generales de los Presupuestos Generales del Estado 2014, que se atendrán “al programa de Estabilidad por la corrección del déficit excesivo”. “Lo que pretenden es seguir la senda que conduzca a que el déficit del conjunto de las administraciones públicas esté por debajo del 3% en 2016”.

Con las intenciones marcadas, Montoro ha querido lanzar dos piropos muy calculados: por un lado, a los funcionarios (si no fuera por ellos “no estaríamos hablando de la pronta recuperación económica”), a los que se va a congelar el sueldo por quinto año consecutivo, y, por otro, a las administraciones públicas: "Está pasando algo muy importante en el sector público español", ha señalado para elogiar la reducción del déficit de los ayuntamientos. “Está pasando que quienes tienen la responsabilidad de gestionar están gestionando equilibrando sus presupuestos”.

Y más priopos: “Tenemos problemas en las finanzas públicas, pero no vienen de las administraciones locales”, ha sentenciado Montoro, quien ha detallado que el objetivo de déficit de las corporaciones locales era del 0,3 % y registrará finalmente un superávit del 0,2 %.

PREVISIÓN INCUMPLIDA

El ministro de Hacienda ha reconocido que este año no se alcanzará la previsión de ingresos tributarios: “Faltarán unos 2.300 millones de euros", ha señalado. El presupuesto de gasto disponible para los ministerios en 2014 caerá el 4,6 %, hasta los 34.584 millones de euros.

El gasto contemplado para 2014 se situará en 34.584 millones de euros (-4,6%) y se han establecido “apuestas claras de prioridades”: I+Di, culturas, becas y vivienda, ha informado. “Los presupuestos de 2014 tiene un marcado acento social porque la mayoría del gasto tiene la aplicación social, fundamentalmente en pensiones y seguros de desempleo”.

Montoro ha vuelto a rechazar una posible subida de impuestos en 2014. Todo lo contrario, ha insistido: si acaso el año que viene vendrá marcado por “la primera bajada selectiva de impuestos”. El incremento de la recaudación provendrá, ha recalcado el ministro, “por el incremento de la actividad económica” y por la reducción del gasto público. Según datos del ministro, “tres cuartas partes ha sido reducción de gasto público y una cuarta de subida de impuestos”.

Las previsiones que contemplan el cuadro macroeconómico estima que el próximo año los ingresos tributarios crecerán el 2,4 % y el sistema de financiación territorial hará que esos ingresos vayan a financiar las administraciones, que también se financian con gasto público, ha dicho Montoro.

PENSIONES Y DESEMPLEO

El ministro ha especificado que el Gobierno ha incluido un crecimiento del 4% en la partida de pensiones, al tener en cuenta un aumento del volumen de este tipo de ayuda en España y el crecimiento de las pensión media.

En relación a los gastos financieros, ha comentado que la partida desciende respecto a las cuentas de este año. Este “ahorro” en el gasto público, ha agregado Montoro, se deriva de la “confianza” que ha recuperado España en los mercados financieros.

El titular de Hacienda también ha precisado que las partidas para desempleo seguirán “al alza” porque hay que dar cobertura a un número de parados “importante”. Por ello, ha considerado que 2014 “es demasiado pronto” para bajar este capítulo.

OFRECIDO POR NISSAN