El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene una verdad sobre Cataluña. “Mi verdad”, ha recalcado durante la sesión de control en el Senado celebrada este martes.

Su versión de los hechos sobre el problema del encaje de Cataluña en España difiere de forma notable de la que ofrecen los partidos que abogan por la independencia: "No se ataca al catalán, ni en la enseñanza ni en ningún otro ámbito ni se perjudica su presencia en las aulas ni se impone ninguna suerte de corsé lingüístico”, ha señalado.

En respuesta a la pregunta del portavoz de CiU en el Senado, Josep Lluís Cleries, sobre el supuesto maltrato económico a la sociedad catalana, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que "no es verdad" que su Ejecutivo "maltrate" a Cataluña con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 o que "ataque" al catalán en la futura Ley de Educación.

Los ciudadanos tienen derecho a "no ser confundidos utilizando como siempre se hace los prejuicios y los agravios". "Si me quiere, en el sentido común yo voy a estar. Y si usted no quiere, ése ya es su problema", ha recalcado.

DESERTIZACIÓN

Cleries ha acusado al Gobierno del PP de "dar la espalda a la diversidad territorial" y de llevar a una "desertización" de las inversiones en Cataluña en las últimas cuentas públicas. "Nos están llevando a un túnel sin salida", ha proclamado.

El portavoz de CiU ha asegurado que en Cataluña "se está desinvirtiendo por parte del Estado español". ¿Dónde está el respeto institucional? ¿Donde está el marco constitucional que nos piden a los demás y que ustedes no aplican? Tanto que les gusta hablar de quiebras, fronteras y separaciones, ¿No cree que estos PGE fracturan y separan?", ha preguntado.