POLÍTICA

Santamaría no pide perdón por inflar el número de parados que defraudan: "Yo no les he ofendido"

18/10/2013 14:13 CEST | Actualizado 18/12/2013 11:12 CET
EFE

Soraya Sáenz de Santamaría no tiene que pedir perdón a los desempleados tras inflar hasta los 520.000 el número de los que trabajan en negro. "Yo no les he ofendido", ha asegurado la vicepresidenta del Gobierno al término del Consejo de Ministros que presidió por la ausencia de Mariano Rajoy.

"A los parados que no han cumplido la ley lo que les tengo que pedir es que la cumplan", ha dicho Santamaría, defendiendo al mismo tiempo el "legítimo derecho a cobrar el paro" de los que "han perdido su empleo".

Según la vicepresidenta, el Gobierno "les ofendería" si no trabajase por salir de la crisis y crear puestos de trabajo. La lucha contra el fraude es "una prioridad para el Gobierno", ha advertido, evitando volver a citar las cifras que hace exactamente una semana dio erroneamente.

NO SELLAR EL PARO ES COBRAR EN 'B'

Entonces, Santamaría confundió a un desempleado que no sella el paro con otro que trabaja en negro. Al evaluar la lucha contra el fraude del Ejecutivo, la vicepresidenta destacó la cifra de 520.000 desempleados contra los que Hacienda había actuado. Según Santamaría, se trataba de "personas que cobran prestación por desempleo y que, sin embargo, trabajan fraudulentamente, trabajan en B".

Días después, en la sesión de control al Gobierno, la número dos del Ejecutivo recurrió a los ERE de Andalucía y a declaraciones del anterior ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que según ella dio los mismos datos hace años.