La formación rocosa tenía cerca de 200 millones de años, pero los miembros de los Boy Scouts que la destrozaron dicen que era una amenaza inminente.

Los tres responsables, que grabaron su actividad en el Goblin Valley State Park de Utah, pueden enfrentarse ahora a cargos criminales.

Una copia del vídeo, publicado en Youtube por el Salt Lake Tribune, muestra una escena poco menos que surrealista. Uno de los hombres intenta empujar una de las formaciones rocosas conocidas como duendes. Como no puede con ella, cambia de posición y empuja de nuevo. Unos segundos después la roca cede, se cae y queda destrozada.

En el vídeo se ve cómo todos los demás se ríen y piden una ovación. "Algunos niños estaban a punto de pasar por aquí y morir. Glenn les salvó la vida. Esto se trata de salvar vidas", dice el hombre que graba.

Contactado por el Salt Lake Tribune, Glenn Taylor, el hombre que empuja la roca, mantiene que pensaban que habían hecho un servicio a la sociedad, aunque se lamentó por no haber consultado primero con un guardabosques.

"Puse mi mano sobre una roca y se movió", dijo. "Mientras estábamos sentados allí, pensamos, 'Hombre, si esta roca se cae mata a alguien". El fiscal del condado de Emery está considerando la posibilidad de la presentación de cargos por delitos graves.

El "duende" se forma cuando una roca más dura se asienta encima de roca más suave. Durante millones de años, la roca más dura protege la piedra más suave. La materia blanda se erosiona después, dejando tras de sí un pináculo.

En declaraciones a The Huffington Post, Deron Smith, director de relaciones públicas de los Boy Scouts América, se mostró sorprendido y decepcionado por el comportamiento de sus miembros.