INTERNACIONAL

Siria destruye todos sus equipos para fabricar armas químicas

31/10/2013 10:16 CET | Actualizado 30/12/2013 11:12 CET
AFP

Siria ya no tiene equipos para fabricar armas químicas. Al menos, que tenga constancia la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW), recientemente galardonada con el premio Nobel de la Paz, cuyos expertos han corroborado la destrucción de los equipos de producción y elaboración de este armamento.

Según un documento de la Organización, las autoridades sirias se han deshecho de estos equipos, cumpliendo con los plazos previstos en el programa de desarme.

Los inspectores han observado 21 de los 23 centros de armas químicas de Siria. Los dos restantes se hallan en lugares demasiado peligrosos, pero sus equipos de armamento químicos se han trasladado a otros lugares y ya han sido inspeccionados.

"La OPCW está satisfecha por haber verificado y por haber constatado la destrucción de todos los equipos declarados de producción, mezcla y rellenado de 23 instalaciones", asegura el documento.

LA 'SOLUCIÓN' DE KERRY

Pese a que el conflicto civil prosigue, la situación en Siria estuvo a punto de desembocar en una intervención militar de Estados Unidos tras el ataque químico a las afueras de Damasco del pasado 21 de agosto en el que murieron centenares de personas, la mayoría civiles.

Sin acuerdo del Consejo de las Naciones Unidas, Barack Obama se vio obligado a pedir permiso al Congreso de Estados Unidos para una futura intervención.

Fue entonces cuando John Kerry, secretario de Estado de EEUU, propuso casi sin querer que si Siria destruía su arsenal químico, no sería necesaria una intervención militar. El régimen de Bashar Al Assad recogió el guante y aceptó la propuesta pese a que la Casa Blanca se esforzó en explicar que Kerry sólo utilizó un "argumento retórico". Dicho argumento evitó una intervención, aunque no solucionó el problema.