ECONOMÍA

El BCE baja los tipos de interés al 0,25%, su mínimo histórico

07/11/2013 13:59 CET | Actualizado 07/11/2013 15:30 CET

Tras semanas de especulaciones en los mercados, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido rebajar los tipos de interés del euro a un nuevo mínimo histórico del 0,25%.

Asimismo, el BCE extenderá "al menos hasta el 7 de julio de 2015" el actual sistema de adjudicación plena a tipo fijo para las operaciones de liquidez de la institución, lo que garantiza el acceso a un coste mínimo a los fondos suministrados por el banco central a los bancos de la eurozona, según ha anunciado el presidente, Mario Draghi.

La decisión era esperada por los analistas, pero no tan pronto. Está motivado por el "riesgo" de un "largo período de inflación", algo que con esta medida que el BCE quiere conjurar. "No creo que la situación sea similar a la de Japón", ha dicho el presidente de la institución.

El mandato de la institución le obliga a mantener el aumento de precios contenido, "por debajo del 2%, pero cerca del 2%". Sin embargo, según las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea, la inflación se mantendrá muy por debajo durante los próximos dos años.

La baja inflación, más débil de lo esperado hace tan solo unos meses, se suma a otros factores en la decisión del BCE. La principal es el fantasma de la deflación, a la que según algunos expertos se dirige la eurozona en un camino hacia el estancamiento que algunos comparan con la llamada "década perdida" de Japón.

NO DESCARTA BAJAR MÁS LOS TIPOS

Por otra parte, Draghi ha citado el alto desempleo y la recuperación de la actividad económica como factor. "Parece que el desempleo se estabiliza, pero en cotas altas", según él. La refinanciación a precios bajos es, para el BCE, una de las vías para conseguir que baje.

Los tipos se mantienen en un mínimo histórico, pero aún podrían bajar más si los precios siguen cayendo. Así lo reconoció Draghi cuando fue preguntado por medidas de más impacto como las tomadas en el pasado por EEUU.

La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en octubre en el 0,7%, cuatro décimas por debajo del nivel alcanzado el mes anterior, lo que supone la lectura más baja del indicador de precios desde noviembre de 2009, cuando el dato de inflación de la eurozona fue del 0,5%.

LA RECESIÓN DE LA EUROZONA

La economía de la zona euro experimentó en el segundo trimestre del año una expansión del 0,3% respecto a los tres meses anteriores, lo que supone poner fin a seis trimestres consecutivos de contracción del PIB, según reflejan los datos de la última estimación publicados por Eurostat.

La Comisión Europea ha publicado esta semana sus previsiones económicas de otoño, de las que se desprende que la recuperación de la economía de la eurozona proseguirá durante los próximos meses, aunque a un ritmo lento, debido a los ajustes en los Estados miembros con problemas y al empeoramiento del entorno exterior.

Bruselas estima que la eurozona se contraerá este año un 0,4% por el efecto arrastre de los primeros trimestres, y crecerá sólo un 1,1% en 2014 -en lugar del 1,2% que vaticinó en primavera- y un 1,7% en 2015.

ALEGRÍA EN LA BOLSA

El Ibex 35 se ha impulsado un 1,7% y ha tocado los 10.000 enteros después de la medida.

ArcelorMittal lideraba las subidas cerca de las 14.00 horas, con un avance del 7,37%, seguido de Popular (+3,80%), BBVA (+3,41%), Indra (+3,51%) y Santander (+3,46%). Por su parte, BME se dejaba un 2,81%, Inditex un -0,17%, DIA un 0,15% y Jazztel un 0,12%.

Tras esta rebaja de tipos, las principales plazas europeas --París, Francfort y Londres-- han comenzado a repuntar y registraban subidas próximas al 1%. En el mercado de divisas, el euro se relajaba hasta los 1,3370 'billetes verdes', mientras que en el mercado de deuda, la prima de riesgo se situaba en los 235,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 4,064%.