INTERNACIONAL

Funeral de Mandela: el mundo despide al expresidente de Sudáfrica

10/12/2013 07:35 CET | Actualizado 10/12/2013 08:45 CET

Adiós, Madiba. Los principales líderes mundiales despiden este martes al expresidente sudafricano Nelson Mandela en un multitudinario oficio religioso en Johannesburgo, en el que se honrará a este mito político y que supone el primer gran acto de una semana que concluirá con su entierro el próximo domingo.

Cerca de cien jefes de Estado se han trasladado hasta esta ciudad para rendir homenaje al político fallecido el pasado jueves y que, en palabras de casi todos ellos, se ha convertido en un ejemplo para la humanidad. Por ello, se prevé que será uno de los funerales más multitudinarios de la Historia.

Sobre el escenario se podrá escuchar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y al presidente de Cuba, Raúl Castro. Dos países históricamente enfrentados sumarán sus fuerzas para despedir al exmandatario sudafricano. Otros de los oradores serán la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el presidente de Namibia, Hifikepunye Pohamba, y el presidente de India Pranab Mukherjee.

El escenario principal será el estadio FNB -antiguo Soccer City- de Soweto, donde Mandela dio un discurso histórico en 1990, recién salido de la cárcel, y en el que se disputó en 2010 la final del Mundial de Fútbol, que ganó España frente a Holanda. El evento dará comienzo a las 11.00 horas (una hora menos en nuestro país) y congregará en este espacio a unas 80.000 personas.

"EL MUNDO ENTERO VA A VENIR A SUDÁFRICA"

"El mundo entero va a venir a Sudáfrica", dijo este lunes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Clayson Monyela. Han querido desplazarse hasta allí el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; su homólogo francés, François Hollande; el primer ministro británico, David Cameron; el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el príncipe de Asturias.

Entre los grandes líderes, también asistirán los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; Cuba, Raúl Castro; Venezuela, Nicolás Maduro, y México, Enrique Peña Prieto, además de los líderes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini Zuma. Hasta 34 jefes de Estado de países africanos acudirán asimismo a este emotiva cita.

En el programa oficial del acto consta que Obama, Castro y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tomarán la palabra durante el mismo.

Las casas reales también han enviado representantes como el rey de Bélgica, Felipe; el príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra; el príncipe Naruhito de Japón y el gran duque de Luxemburgo, Enrique I.

Pero no solo irán políticos, durante estos días se ha anunciado la presencia de personalidades como los empresarios Bill Gates y Richard Branson, la presentadora Oprah Winfrey, el cantante Bono y la modelo Naomi Campbell.

A pesar de este lleno casi absoluto, también habrá ausencias como las de la reina Isabel II, a quien sus médicos le han recomendado no realizar viajes largos, y el Dalai Lama, quien no irá después de que en los últimos años se le haya negado dos veces el visado.

LA ORGANIZACIÓN DEL EVENTO

Las autoridades sudafricanas han puesto en marcha un plan organizativo que incluye el cierre de las avenidas adyacentes al recinto. Los ciudadanos solo pueden acudir al acto a pie o en transporte público, mientras los periodistas -al menos 1.500 acreditados- lo hacen en autobuses especiales fletados desde cinco horas antes del inicio de la ceremonia.

Ante la imposibilidad de dar acceso a todos los interesados, el Gobierno ha puesto a la disposición de los habitantes de Johannesburgo tres estadios más para seguir en directo la ceremonia: los de Dobsonville y Orlando en Soweto, donde Mandela vivió más de 15 años, y el de Ellis Park, en el centro de Johannesburgo.

Además, se han habilitado 90 pantallas gigantes en parques y espacios públicos de todo el país, para que el servicio religioso por Mandela, que murió a los 95 años, llegue a todos los rincones de Sudáfrica.

UNA SEMANA DE DUELO

Los sudafricanos tendrán el miércoles una nueva oportunidad de decir adiós a su líder en las calles de Pretoria, por las que desfilará, hasta el 13 de diciembre, el féretro del antiguo activista contra el régimen racista del apartheid.

Cada día de estos tres los restos de Mandela serán trasladados entre el Hospital Militar y el complejo Union Buildings en una ruta en la que el Gobierno invita a participar a la población para hacer una "guardia de honor" a Madiba.

Los restos de Mandela viajarán el sábado a la pequeño pueblo de Qunu (sureste de Sudáfrica), donde el expresidente creció y pidió ser enterrado. El domingo se celebrará el entierro y se dará el adiós definitivo a un hombre inolvidable.

190544412 Mandela Service Program by ElHuffPost

VER ADEMÁS:

Las despedidas a Mandela en todo el mundo

Mandela en 10 frases